Sección NFL | Más Deporte | Diario AS

    Es hora de que Nick Foles emigre a la titularidad

    Es hora de que Nick Foles emigre a la titularidad


    Una vez más, Nick Foles puso a Philadelphia a soñar con alcanzar alturas insospechadas. Una vez más, los Eagles le agradecieron sus contribuciones a la franquicia con un viaje a la banca. Foles no tiene por qué permitir otro desaire de la...

    Una vez más, Nick Foles puso a Philadelphia a soñar con alcanzar alturas insospechadas. Una vez más, los Eagles le agradecieron sus contribuciones a la franquicia con un viaje a la banca.

    Foles no tiene por qué permitir otro desaire de la organización a la que le cambió la cara. Es hora de emigrar hacia la titularidad.

    Después de que los Eagles anunciaron que el quarterback titular para la próxima campaña y el futuro previsible es Carson Wentz, quedó en claro que no hay lugar para Foles en el equipo. Al menos hasta que Wentz, inevitablemente se lesione y Foles tenga que sacar nuevamente el trasero de los Eagles de las llamas y ponerlos a soñar nuevamente.

    Solo hay un pequeño detalle. Para que eso suceda, los Eagles tendrían que ejercer la opción que cuentan sobre Foles y pagarle 20 millones de año para calentar el banquillo. Foles también tiene la opción de negarse y devolver 2 millones de dólares a cambio de su libertad o el equipo podría etiquetarlo como jugador franquicia y pagarle alrededor de 25 millones de dólares, nuevamente para ser suplente.

    En otras palabras, es prácticamente un hecho que el último pase de Foles con los Eagles haya terminado en manos de Marshon Lattimore y con la temporada de Philadelphia.

    No es el fin del mundo. Foles ya demostró que, a sus 29 años, aún tiene mucho que aportar. Pero más importante, demostró que tal vez no sea el mejor quarterback, pero su liderazgo está fuera de cualquier duda.

    En la llamada “Liga del Quarterback” lo más común es un enfrentarse a un déficit de materia prima. Así que la llegada de Foles a la agencia libre sería recibida con los brazos abiertos y ojos de amor. A fin de cuentas, el aún pasador de los Eagles ya demostró que tiene lo que se necesita para encabezar la transformación del equipo indicado al precio correcto.

    Sin embargo, no hay muchos equipos que pudieran perfilarse como pretendientes. Miami, Jacksonville y Washington _ dependiendo del progreso en la lesión de Alex Smith _ podrían estar en el mercado por un pasador titular. Fuera de eso, las opciones de Foles se reducen a esperar una lesión en la pretemporada o buscar un equipo que le ofrezca, al menos, competir por la titularidad como pudiera ser Denver.

    Una vez que Philadelphia decida si tener un suplente millonario o abrirle la jaula al mayor héroe de la franquicia, Foles tendrá finalmente el control de su destino. Solo faltará convencer a un equipo de que es el quarterback que se vio en las últimas dos postemporadas y no el pasador suplente que tuvo un chispazo de gloria.

    Correr el balón ha sido la diferencia en postemporada

    Correr el balón ha sido la diferencia en postemporada


    Llegó enero. Llegaron los Playoffs. Llegaron el frío y los estadios gélidos. Llegó el juego terrestre. Llegaron los triunfos. Después de las dos primeras rondas de la postemporada, los equipos que han corrido mejor el balón que su oponente tienen...

    Llegó enero. Llegaron los Playoffs. Llegaron el frío y los estadios gélidos. Llegó el juego terrestre. Llegaron los triunfos.

    Después de las dos primeras rondas de la postemporada, los equipos que han corrido mejor el balón que su oponente tienen récord de 6-2, incluido 4-0 en los Juegos Divisionales del fin de semana.

    Los Indianapolis Colts corrieron para 200 yardas en Houston en el Wild Card, pero en el frío del Arrowhead de Kansas City sólo pudieron generar 87 yardas por tierra, contra 180 de los Chiefs.

    Damien Williams, quien tomó el lugar del ahora desempleado Kareem Hunt, llevó el balón en 25 ocasiones para 129 yardas (promedio de 5.2 por intento), convirtiéndose en el primer corredor de los Chiefs que suma 100 yardas en un juego de postemporada desde que Priest Holmes terminó con 176 el 11 de enero de 2004, curiosamente contra Indianapolis.

    Patrick Mahomes, el quarterback que lanzó 50 pases de anotación en la temporada regular, se fue en blanco en la Ronda Divisional, pero sí anotó uno de los cuatro touchdowns por tierra de los Chiefs en el triunfo sobre Colts.

    Los Rams también usaron una cara poco familiar para dominar y vencer a los Dallas Cowboys, la noche del sábado.

    Hasta hace cuatro semanas, C.J. Anderson no tenía trabajo en la NFL. Pero cuando Todd Gurley se lesionó la rodilla y el coach Sean McVay decidió no usarlo en las dos últimas semanas del calendario, el equipo angelino firmó al veterano, que jugó cinco años con los Denver Broncos y nueve juegos con los Carolina Panthers en 2018.

    Anderson respondió con un explosivo juego de 23 acarreos, 123 yardas y dos touchdowns ante Dallas.

    Gurley también regresó y colaboró con 16 intentos, 115 yardas y otra anotación, gracias a la dominante actuación de la línea ofensiva de los Rams, que hizo ver mal a una de las mejores defensas de la liga.

    Al final de la campaña regular, Anderson corrió para 299 yardas y dos touchdowns en la ausencia de Gurley. Entre ambos promediaron 6.3 yardas por acarreo ante Dallas.

    “Creo que C.J. ha hecho un gran trabajo desde que llegó aquí, pero, obviamente, sabemos que Todd es un jugador especial”, dijo McVay. “Creo que ambos se complementan muy bien”.

    Los New England Patriots sorprendieron con un plan de juego más inclinado al ataque terrestre ante Los Angeles Chargers y su rápida defensiva, que suele jugar hasta con siete backs defensivos.

    El coordinador ofensivo Josh McDaniels aprovechó el personal “ligero” de los Chargers y le dio el balón 24 veces al novato Sony Michel, quien corrió para 129 yardas y tres touchdowns, incluido uno de 14 yardas en la segunda serie ofensiva del juego y una escapada de 40, a la mitad del segundo cuarto.

    “Nunca quieres que el otro equipo dicte lo que tienes que hacer porque entonces te vuelves predecible”, dijo McDaniels.

    “Pero, cuando ponemos cierto personal ahí fuera, si sientes que tienes una ventaja de una manera u otra, entonces quieres intentar jugar con ellas. En realidad pasamos el balón más de lo que lo corrimos en la primera mitad y el juego en general. Creo que lo que importa es nuestra ejecución y que nuestros muchachos hicieron un buen trabajo”.

    “Es el estilo de juego que queremos jugar. Queremos correr el balón, mantenerlo y mantener la posesión”, agregó Michel, quien se convirtió en el primer corredor novato de los Patriots con un juego de 100 yardas en postemporada.

    El domingo por la tarde se esperan temperaturas de entre -9 y -14 grados centígrados en Kansas City, así que Damien Williams y Sony Michel podrían tener otro día agitado en la oficina.

    Finalmente, los New Orleans Saints generaron 137 yardas por tierra, casi 100 más que los Philadelphia Eagles (49), su víctima en la Ronda Divisional.

    Alvin Kamara (71) y Mark Ingram (53) se combinaron para 124 de esas 137 yardas, y ambos tendrán sus acarreos en el Campeonato de la NFC ante Rams.

    Si los Saints quieren mantener en la banca a la dupla Gurley-Anderson tienen que correr el balón y montar series ofensivas largas, como aquella impresionante de 18 jugadas y 92 yardas en 11:29 minutos, que terminó con el touchdown del receptor Michael Thomas al final del tercer cuarto para tomar la primera delantera del partido ante Eagles.

    Los ataques terrestres serán clave en los Juegos de Campeonato del domingo. Y si la tendencia se mantiene, los dos equipos que mejor corran el balón se encontrarán en el Super Bowl LIII, el 3 de febrero en Atlanta.

    Andrew Luck reemplaza a Philip Rivers en el Pro Bowl

    Andrew Luck reemplaza a Philip Rivers en el Pro Bowl


    El quarterback de los Indianapolis Colts, Andrew Luck, quien posiblemente se presume que ganará el premio a Regreso del Año, ha sido elegido para ser parte del Pro Bowl 2019 en sustitución del quarterback de Los Ángeles Chargers, Philip Rivers. Será...

    El quarterback de los Indianapolis Colts, Andrew Luck, quien posiblemente se presume que ganará el premio a Regreso del Año, ha sido elegido para ser parte del Pro Bowl 2019 en sustitución del quarterback de Los Ángeles Chargers, Philip Rivers.

    Será la cuarta ocasión en la que el quarterback de los Colts participe en el Juego de Estrellas de la NFL, en el cual no se encontraba desde el 2014.

    Luck tuvo la mejor temporada de su carrera al establecer récord personal de pases completos (430), intentos de pase (639) y porcentaje de quarterback (98.7).

    Por otro lado, el linebacker de los Dallas Cowboys Leighton Vander Esch suplirá al jugador de los Carolina Panthers Luke Kuechly en el juego de estrellas por parte de la Conferencia Nacional.

    El novato fue sensación en una defensiva de los Dallas Cowboys que sorprendió a la liga como una de las mejores, y suplió de buena forma al veterano Sean Lee cuando éste estuvo lesionado durante la campaña.

     

    Podcast NFL Zona Roja #172: previa finales de conferencia

    Podcast NFL Zona Roja #172: previa finales de conferencia


    En la segunda parte del podcast Zona Roja de esta semana, que definitivamente se empezará a publicar desde ahora por separado, Mariano Tovar , Rafa Cervera y Paco Virués analizan a fondo lo sucedido en los partidos de la ronda divisional, explican...

    En la segunda parte del podcast Zona Roja de esta semana, que definitivamente se empezará a publicar desde ahora por separado, Mariano Tovar , Rafa Cervera y Paco Virués analizan a fondo lo sucedido en los partidos de la ronda divisional, explican las claves que decidirán las finales de conferencia entre Chiefs y Patriots en Kansas City y entre Saints y Rams en Nueva Orleans, le dan un repaso a los últimos movimientos de entrenadores y asistentes, discuten sobre la decisión de Kyler Murray de presentarse al draft y cuentan las últimas novedades sobre el español JJ Arcega-Whiteside en su carrera hacia el draft.

    No te olvides de dejar tu comentario y reseña en nuestra página de iTunes!

    ¡El podcast Zona Roja ya está disponible también en Spotify!

    Para escuchar y suscribirse en Spotify pinche aquí.

    Para escuchar y suscribirse en iTunes pinche aquí.

    Para escuchar y suscribirse en Stitcher pinche aquí.

    Para escuchar y suscribirse en TuneIn pinche aquí.

    Para escuchar y suscribirse en iVoox pinche aquí.

    Para escuchar y suscribirse en Podbean pinche aquí.

    ¡Comenta en nuestro Twitter @NFL_AS usando #ZonaRojanfl y entre en la fanpage del podcast en Facebook!

    Referee del

    Referee del "deflategate" será el principal del Patriots vs. Chiefs


    El duelo entre los New England Patriots y los Kansas City Chiefs ha iniciado con polémica involuntaria, después de que se ha dado a conocer que el referee principal para el encuentro será Clete Blakeman, quien es recordado por ser el árbitro presente...

    El duelo entre los New England Patriots y los Kansas City Chiefs ha iniciado con polémica involuntaria, después de que se ha dado a conocer que el referee principal para el encuentro será Clete Blakeman, quien es recordado por ser el árbitro presente en el tema del "deflategate".

    Blakeman estuvo presente como el referee principal de aquella Final de Campeonato del 2015 entre los Indianapolis Colts y los New England Patriots, donde lo más recordado no fue la paliza de Tom Brady y compañía a la escuadra de Andrew Luck, sino todo lo que se habló de ese encuentro con respecto a los balones.

    Varios jugadores de los Colts se quejaron de que los balones que habrían tenido a su disposición para el partido habrían estado ligeramente desinflados, lo cual provocó que en situaciones de pase no llegaran a su destino de la forma correcta o que hicieran extraños en los lanzamientos.

    Toda esa polémica generó que el quarterback Tom Brady fuera castigado con cuatro partidos para la siguiente temporada.

    Ahora, los New England Patriots vuelven a estar presentes en una Final de Campeonato con Clete Blakeman como referee principal, pero la situación es distinta porque no estarán en su estadio sino en la casa de los Kansas City Chiefs, el Arrowhead Stadium.

    Doug Pederson confirma a Wentz como su titular en 2019

    Doug Pederson confirma a Wentz como su titular en 2019


    El coach de los Philadelphia Eagles, Doug Pederson, señaló que Carson Wentz es el quarterback que el equipo usará para el futuro, disipando cualquier incertidumbre sobre una posible controversia con Nick Foles. La confianza sobre Wentz es total, pese...

    El coach de los Philadelphia Eagles, Doug Pederson, señaló que Carson Wentz es el quarterback que el equipo usará para el futuro, disipando cualquier incertidumbre sobre una posible controversia con Nick Foles.

    La confianza sobre Wentz es total, pese a que en los últimos dos años el quarterback se ha perdido varios encuentros por lesión, y ha sido Foles quien ha tomado el papel de protagonista, y que incluso fue quien lideró a Philadelphia a ganar el Super Bowl LII frente a los New England Patriots.

    Carson Wentz ha sufrido diversas lesiones durante su andar en la NFL, la primera de ellas grave fue la lesión de ligamento cruzado anterior y lateral colateral de la rodilla, situación que lo dejó fuera de combate.

    Además, el pasador ha sufrido lesiones de espalda que lo han aquejado en estos tres años que ha vivido en su era profesional en la NFL.

    Sin embargo, Doug Pederson tiene claro que su quarterback titular será Carson Wentz y abre la puerta para que Nick Foles pueda salir del equipo por un tema incluso de tope salarial donde le costaría 20 millones de dólares si lo mantienen para el 2019.

    Foles declaró este lunes que no estaba seguro sobre su permanencia en Philadelphia al saber que existen tres buenos quarterbacks que sin problema podrían ser titulares en la NFL.

    ‘Yes, we Football’. Raúl Cancio publica sus mejores artículos

    ‘Yes, we Football’. Raúl Cancio publica sus mejores artículos


    Creo que a estas alturas no es necesario que os diga quién es Raúl Cancio. Durante años habéis podido leer sus artículos de historia del football americano. Primero en el blog Zonaroja y, más tarde, en esta sección de NFL. Creo que todos...

    Creo que a estas alturas no es necesario que os diga quién es Raúl Cancio. Durante años habéis podido leer sus artículos de historia del football americano. Primero en el blog Zonaroja y, más tarde, en esta sección de NFL. Creo que todos estábamos esperando con ansia que llegara el último domingo de cada mes, cuando Raúl nos iluminaba con textos maravillosamente escritos, tremendamente documentados y absolutamente apasionantes en los que nos descubría el origen de las tradiciones de la NFL, nos recordaba momentos mágicos, dinastías nobles, batallas cruentas y curiosidades que sin él nunca habríamos conocido. Todavía podéis leerlos en su página de autor de la web de AS: https://as.com/autor/raul_cancio_fernandez/a/ y en la recuperación que hemos hecho dentro de la web de todo lo publicado en el antiguo blog: https://as.com/agr/zona_roja/a/

    Ahora, Raúl, que no para de acometer proyectos y tiene ya un buen puñado de libros publicados sobre cuestiones jurídicas, su ámbito profesional, ha decidido reunir los mejores artículos que publicó en Zona Roja y en AS, corregirlos, actualizarlos, mejorarlos si cabe y publicarlos en un libro titulado ‘Yes, we football’. Soy un suertudo, que ya ha tenido el placer de leerlo, porque me envió una prueba hace tiempo cuando lo estaba preparando, y os puedo asegurar que es el mejor libro publicado en español sobre historia de la NFL que yo he leído, y posiblemente uno de los mejores publicados en cualquier idioma. Una joya.

    Además de la recopilación de artículos, la obra tiene una primera parte en la que repasa el origen del football y su desarrollo, y se cierra con un repaso a las normas básicas que todo aficionado debe conocer para seguir un partido y disfrutar de él al máximo. Un libro del que disfrutarán los amantes de la historia de la NFL… y de EEUU, que se engarza con anécdotas increíbles alrededor de su deporte rey, convertido en protagonista en algunos de los momentos clave del país norteamericano. También lo devorarán los nuevos seguidores de la NFL, porque leyendo sus páginas absorberán en días un conocimiento que de otra manera necesitarán años para alcanzar. En fin, una obra indispensable para todos los amantes del deporte.

    Además, qué os voy a contar, si un tipo que es letrado del Tribunal Supremo graba un vídeo como el que aparece en este artículo para promocionar su libro, hay que rendirse, comprarlo, y leerlo con ansia con la certeza de que te lo vas a pasar bomba. Y por si aún te quedan dudas, Raúl es de los Steelers y miembro activo de la corriente #firetomlin , así que ahora necesita que todos le demos mucho cariño, que todas las señales auguran que en los próximos años serán complicados para los seguidores de los ‘señores del Acero’.

    Raúl ha puesto su libro en manos de libros.com en modelo de micromecenazgo para que pueda ser publicado. Un sistema de financiación colectivo para que el proyecto pueda llevarse a cabo. En pocos días ha reunido una buena parte de la cantidad necesaria para su publicación y queda aún casi un mes para alcanzar los 6.500 euros mínimos, pero si quieres conseguir ‘Yes we Football’ no esperes un minuto más, entra en https://libros.com/crowdfunding/yes-we-football/ y hazte mecenas de una obra indispensable para cualquier seguidor de la NFL que se convertirá en uno de tus libros de cabecera en cuanto empieces a leer sus páginas.

    Clemson celebra en la Casa Blanca con Big Macs

    Clemson celebra en la Casa Blanca con Big Macs


    "¡Qué grupo! Mira al quarterback. Quiero ser el agente de ese alto, guapo quarterback". Así comenzó la reunión que sostuvo el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con los miembros del equipo de football de la Universidad de Clemson, quienes...

    "¡Qué grupo! Mira al quarterback. Quiero ser el agente de ese alto, guapo quarterback". Así comenzó la reunión que sostuvo el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con los miembros del equipo de football de la Universidad de Clemson, quienes resultaron campeones de la NCAA al derrotar a Alabama por marcador de 44-16 el pasado 7 de enero.

    Una semana después de que los pupilos de Dabo Swinney, liderados por el freshman Trevor Lawrence, vencieran a la 'Crimson Tide' por segunda ocasión en tres años, todo el grupo visitó la Casa Blanca.

    Aunque en esta ocasión, no fue la ceremonia lo que se robó la atención de la prensa y los aficionados. Estados Unidos atraviesa por un cierre de gobierno motivado por la imposibilidad de concretar un acuerdo entre el ejecutivo y las cámaras a consecuencia de la construcción del muro fronterizo en el sur de la nación.

    Lo anterior ha hecho que las operaciones de la Casa Blanca estén disminuidas al mínimo. Incluso servicios como la cocina marcha con la menor cantidad de personal posible y esto se vio reflejado en el acto.

    En lugar de ser recibidos en el Comedor del Estado con una fastuosa y elegante cena, los jugadores de los Tigers fueron sorprendidos por Donald Trump con hamburguesas, pizzas y ensaladas.

    Antes del evento, el Presidente americano informó a la prensa asistente que los alimentos habían sido adquiridos de empresas como Burger King, McDonald y Wendy's; todas compañías de comida rápida originarias de Estados Unidos.

    "A causa del cierre, sabes que recibimos al gran equipo de Clemson con nosotros, los campeones nacionales. Así que ordenamos comida rápida americana, pagada por mí. Muchas hamburguesas y pizza", puntualizó el mandatario. "Toda es comida estadounidense".

    Kyler Murray ha decidido seguir una carrera en la NFL

    Kyler Murray ha decidido seguir una carrera en la NFL


    Kyler Murray dio mucho de que hablar después de que los Sooners fueron eliminados por Alabama en las semifinales de los playoffs de la NCAA. El deportista de 21 años mantuvo en vilo tanto a los aficionados de la MLB y de la NFL pues debía decidir qué...

    Kyler Murray dio mucho de que hablar después de que los Sooners fueron eliminados por Alabama en las semifinales de los playoffs de la NCAA. El deportista de 21 años mantuvo en vilo tanto a los aficionados de la MLB y de la NFL pues debía decidir qué disciplina practicaría profesionalmente.

    Dentro del baseball, Murray se desempeña como outfielder y las capacidades que mostró dentro del diamante hicieron que los Athletics lo seleccionaran en Draft de la MLB en 2018. Además, recibió 4.66 millones de dólares como incentivos.

    No obstante, los movimientos realizados por la franquicia de Oakland no fueron suficientes para que Kyler decidiera seguir el camino del 'rey de los deportes'. Este lunes, el quarterback ha informado que ha hecho los trámites para entrar al proceso del Draft de la NFL.

    A pesar de haber apenas haber realizado el anuncio, Adam Schefter reportó que el ganador del Trofeo Heisman realizó el papeleo desde el viernes pasado, antes de que el plazo impuesto por la liga venciera.

    La noticia no fue del agrado para los 'A's', quienes después de enterarse de la decisión contactaron al aún miembro de la Universidad de Oklahoma para convencerlo de mantenerse en al organización ofreciéndole un ingreso más alto. Sin embargo, no lograron persuadirlo, aunque para consuelo podrían recuperar los incentivos otorgados con anterioridad.

    Antonio Brown aplana su camino hacia San Francisco

    Antonio Brown aplana su camino hacia San Francisco


    Pasan los días y la distancia que separa a Antonio Brown de San Francisco se hace más pequeña. Lo que comenzó como un coqueteo iniciado por el tight end George Kittle ha llevado a que Jerry Rice, ex wide out de la organización entre 1985 y 2000,...

    Pasan los días y la distancia que separa a Antonio Brown de San Francisco se hace más pequeña. Lo que comenzó como un coqueteo iniciado por el tight end George Kittle ha llevado a que Jerry Rice, ex wide out de la organización entre 1985 y 2000, develara las intenciones del aún jugador de los Steelers por llegar con los 'Niners'.

    En una entrevista otorgada por el Salón de la Fama para una cadena radiofónica de la ciudad del norte de California, reveló que ha estado en comunicación con el wide out de 30 años y éste tiene firmes intenciones de convertirse en jugador de los 49ers.

    "Sí. Él tiene muchos deseos de venir. Habla de correr conmigo, de trabajar juntos y aprender de mí. No sé si pasará porque eso depende de Kyle Shanahan y John Lynch, pero yo estoy adentro si ellos quieren traerlo", declaró Rice.

    Parece que la mesa está servida para el egresado de Central Michigan abandone Heinz Field y se embarque para la Costa Oeste, pues incluso Art Rooney ha dicho que están analizando todas las opciones posibles para finiquitar la disputa con Brown.

    Aunque no todos parecen contentos con la salida del wide receiver de los Steelers. JuJu Smith-Schuster, quien opacó a 'AB' durante toda la temporada, informó que no está conforme con el inminente abandono de Antonio Brown.

    "No quiero que 'AB' sea canjeado. Él me hace mejor. Él hace mejor al equipo. Es asombroso, es un gran tipo", mencionó Smith Schuster en un video su cuenta de YouTube. "Aprendí mucho de él, solo jugando a su lado".

    Podcast NFL Zona Roja #171: finales de conferencia de lujo

    Podcast NFL Zona Roja #171: finales de conferencia de lujo


    El podcast Zona Roja vuelve este lunes en su primera parte para analizar los partidos Divisionales y las finales de Conferencia de ensueño que nos esperan entre Saints y Rams y Chiefs y Patriots. Fernando Kallás y Mariano Tovar se ilusionan con las...

    El podcast Zona Roja vuelve este lunes en su primera parte para analizar los partidos Divisionales y las finales de Conferencia de ensueño que nos esperan entre Saints y Rams y Chiefs y Patriots. Fernando Kallás y Mariano Tovar se ilusionan con las confrontaciones entre los cuatro mejores equipos de la NFL. Y aprovechan para hablar un poco sobre el español Jj Arcega-Whiteside, WR de la Universidad de Stanford que entrará en el draft de 2019 como uno de los mejores receptores de la clase.

    Y mañana martes por la noche, también estará disponible la segunda parte con Rafa Cervera y Paco Virués

    No te olvides de dejar tu comentario y reseña en nuestra página de iTunes!

    ¡El podcast Zona Roja ya está disponible también en Spotify!

    Para escuchar y suscribirse en Spotify pinche aquí.

    Para escuchar y suscribirse en iTunes pinche aquí.

    Para escuchar y suscribirse en Stitcher pinche aquí.

    Para escuchar y suscribirse en TuneIn pinche aquí.

    Para escuchar y suscribirse en iVoox pinche aquí.

    Para escuchar y suscribirse en Podbean pinche aquí.

    ¡Comenta en nuestro Twitter @NFL_AS usando #ZonaRojanfl y entre en la fanpage del podcast en Facebook!

    Lo mejor y lo peor de la ronda divisional de los playoffs

    Lo mejor y lo peor de la ronda divisional de los playoffs


    Hablar de los playoffs se ha convertido en sinónimo de hablar de los Patriots. La exhibición del domingo en Foxboro es tan solo el ejemplo más reciente. Las huestes de Bill Belichick, como pocas veces antes, llegaron a playoffs sumidos en un mar de...

    Hablar de los playoffs se ha convertido en sinónimo de hablar de los Patriots. La exhibición del domingo en Foxboro es tan solo el ejemplo más reciente.

    Las huestes de Bill Belichick, como pocas veces antes, llegaron a playoffs sumidos en un mar de dudas. Dos derrotas en diciembre, algo completamente inusual para ellos, sus cinco derrotas en la temporada fueron la mayor cantidad desde las seis en 2009 y todos sus reveces de la campaña habían sido contra equipos que no alcanzaron los playoffs.

    Ante los Chargers nada de eso importó.

    New England escogió el partido más importante de la campaña para dar, tal vez, su exhibición más contundente del año. Sus 41 puntos fueron la segunda mayor cantidad de toda la temporada, al igual que sus 498 yardas totales. Las 343 yardas de Tom Brady fueron su segunda mejor actuación de la campaña, como también lo fueron sus 34 pases completos y 44 intentos. Los Chargers no permitían más 490 yardas desde la semana 1 ante los Chiefs.

    Más importante aún fue que su línea ofensiva lo mantuvo de pie durante todo el encuentro ante un equipo que venía de sumar siete capturas en su triunfo de la semana pasada ante los Ravens.

    Más allá de los números, los Patriots operaron con precisión quirúrgica a unos Chargers que nunca tomaron el vuelo a Foxborough.

    Mantuvieron la posesión del balón durante más de 38 minutos, exhibiendo un balance entre la ofensiva aérea (44 intentos de pase) y el ataque terrestre (34 acarreos), para culminar en touchdown sus primeras cinco series, en las que recorrieron al menos 67 yardas en cuatro de ellas. Lo mejor de todo (para ellos) es que lo hicieron sin abandonar su identidad, con la fórmula de siempre. Pases de alto porcentaje, yardas después de la recepción y fundamentos.

    Los Patriots no perdieron tiempo para enviar el mensaje de que si Chargers quería estar en el juego, tendría que ejecutar a la par de ellos. Obviamente, no lo hicieron. New England se fue al frente con una demoledora serie de 14 jugadas y 83 yardas que devoró los primeros 7:11 del juego y sentó el ritmo del encuentro. Por si fuera poco, incluso con el marcador 35-7 al regresar del descanso, Brady y compañía repitieron la dosis con una marca de 14 jugadas, 57 yardas y 7:22 minutos que significó un agónico tiro de gracia.

    Ahora necesitarán replicar la fórmula ante un ataque mucho más explosivo.

    Lo peor

    Nick Foles estaba en medio de su más reciente milagro y a punto de convertirse en el protagonista de los sueños más alocados de cualquier aficionado de Philadelphia. Entonces, la tragedia tocó a la puerta.

    La tragedia, en este caso, tenía nombre y apellido: Alshon Jeffery.

    La defensiva había mantenido a los Saints a distancia. Will Lutz acababa de fallar el gol de campo de la puntilla y Foles tenía 2:58 y 58 yardas por delante para trabajar su magia. Esas 58 yardas se convirtieron en 27 en cuestión de medio minuto. El reloj era su aliado, Jeffery no.

    El pase de Foles rebotó en las inseguras manos de Jeffery y hacia la desgracia. Marshon Lattimore estuvo atento para quedarse con su segunda intercepción del juego y matar al campeón de la manera más cruel.

    En las manos de Jefferey. El campeón murió con su propia espada.

    ¿Quieren saber qué es lo irónico? Tan solo el pasado 4 de diciembre, Jeffrey se atrevió a declarar: “Creo que tengo las mejores manos de la liga”.

    No Tom, los Patriots no apestan

    No Tom, los Patriots no apestan


    “Todo el mundo piensa que apestamos, ¿sabes?, que no podemos ganar ningún juego”, le dijo Tom Brady a Tracy Wolfson, reportera de CBS, minutos después de que los Patriots destruyeron a los Chargers en el Juego Divisional de la AFC. Fueron los...

    Todo el mundo piensa que apestamos, ¿sabes?, que no podemos ganar ningún juego”, le dijo Tom Brady a Tracy Wolfson, reportera de CBS, minutos después de que los Patriots destruyeron a los Chargers en el Juego Divisional de la AFC.

    Fueron los típicos Patriots en postemporada en Foxborough: los que ejecutan casi a la perfección, los que no cometen errores costosos, los que tienen bien estudiado al enemigo, los que llegan con un mejor plan de juego, los de Bill Belichick, los de Brady.

    New England dominó al equipo que muchos pensamos daría la sorpresa en Foxborough. Pero Belichick y el coordinador ofensivo Josh McDaniels descubrieron que podían correr el balón ante la defensa de los Chargers, así que diseñaron un plan de juego en el que Sony Michel llevaría mano.

    La línea ofensiva de New England ─con la ayuda del tight end Rob Gronkowski─ dominó al front-7 de Los Angeles y Michel llevó el balón en 24 ocasiones para generar 129 yardas, convirtiéndose en el primer novato de la historia de los Patriots con un juego de postemporada de 100 yardas por tierra.

    Michel anotó tres touchdowns en la primera mitad y ahora es el tercer corredor novato de todos los tiempos que lo logra en un juego de Playoffs; los otros dos son Leonard Fournette (2017) y William Floyd (1994).

    Dominar el juego por tierra también le dio a los Patriots el control del reloj. New England (38:20) tuvo el balón prácticamente 17 minutos más que los Chargers (21:40).

    Después de una confusión en el perímetro que le permitió a Los Angeles empatar rápidamente el juego gracias a una jugada de 43 yardas de Keenan Allen, la defensa de los Patriots no le permitió nada a Philip Rivers, quien lanzó su segundo pase de touchdown a la mitad del cuarto periodo, cuando el juego estaba más que decidido.

    New England ganaba 28-7 a 6:04 del final del segundo cuarto y ello forzó a los visitantes a olvidarse del ataque terrestre. Los Chargers sumaron únicamente 19 yardas por tierra, lo más bajo que han permitido los Patriots en un juego de Playoffs desde el 28 de diciembre de 1963, cuando limitaron a Buffalo a siete yardas.

    “Un gran trabajo de nuestro equipo hoy. No podría estar más orgulloso del esfuerzo de los coaches, los jugadores”, dijo Belichick. “Jugamos un buen partido contra un buen equipo. Los Chargers son, como dije toda la semana, impresionantes en todo lo que hacen. Pienso que nuestro equipo jugó bien e hizo jugadas en todas las áreas y jugó con mucha energía, mucho esfuerzo”.

    Con un cuerpo de receptores superlimitado, Brady buscó en 13 ocasiones a su opción más confiable: Julian Edelman atrapó nueve balones para 151 yardas, una marca personal y su quinto juego de postemporada de 100 yardas, con el que impuso un récord de la franquicia.

    El corredor James White fue usado exclusivamente como receptor. Tuvo cero acarreos, pero 15 recepciones (para 97 yardas), con las que empató la marca de Darren Sproles para un juego de Playoffs. White ahora es el único jugador de la historia con al menos 14 recepciones en dos juegos de postemporada. En el Super Bowl LI, contra Atlanta, atrapó 14 pases para 110 yardas y un touchdown.

    “No puedes ser unidimensional en este tipo de juegos”, agregó Brady. “Es muy complicado contra equipos muy buenos. Llegas a este punto y hay muy poco margen de error y tienes que ser bueno en todas las fases. Correr, tirar, patear, jugar defensa, todo. Tenemos que hacerlo de nuevo”.

    “Es bueno jugar en esta época del año, es bueno poder seguir adelante. Hay que darle crédito a los jugadores: realmente compitieron y eso es lo que necesitas en esta época del año”, dijo Belichick.

    Brady y Belichick ahora tienen 28 victorias en Playoffs. Para ponerlo en perspectiva, basta decir que en el segundo lugar están los legendarios Chuck Noll y Terry Bradshaw, de los Steelers, con 14.

    Coach y quarterback de Patriots están en su decimotercer Juego por el Campeonato de la AFC, buscan su novena aparición en el Super Bowl y sexto anillo de campeones.

    No, Tom, los Patriots no apestan.

    En todo caso, apestamos los que pensamos que hoy estarían eliminados. Nuevamente nos demostraron que en este juego el “músculo” más importante es el cerebro.

    Más les vale a los Chiefs llegar el domingo con un buen plan de juego.

    Los mejores de la NFC y AFC pelearán su pase al Super Bowl

    Los mejores de la NFC y AFC pelearán su pase al Super Bowl


    La temporada de 2015 fue histórica para la historia de la liga. En ese año se celebró el 50 aniversario de la disputa del Super Bowl entre los equipos de la antigua NFL ─actual NFC─ y la extinta AFL ─hoy la Conferencia Americana. Además, en esa...

    La temporada de 2015 fue histórica para la historia de la liga. En ese año se celebró el 50 aniversario de la disputa del Super Bowl entre los equipos de la antigua NFL ─actual NFC─ y la extinta AFL ─hoy la Conferencia Americana.

    Además, en esa campaña los sembrados uno y dos de ambas conferencias se enfrentaron en los Juegos de Campeonato. Los Broncos recibieron a los Patriots en el Bronco Stadium y los Cardinals viajaron al Bank of America Stadium para medirse con los Panthers. Curiosamente, ambas franquicias con el seed más alto avanzaron al Super Bowl, donde Denver derrotó a Carolina.

    Y tres años después la historia podría repetirse. Con la victoria de los Saints sobre los Eagles en el último partido de la Ronda Divisional, se confirma que los dos mejores equipos de ambas conferencias se verán las caras en el partido que define a los participantes del Súper Domingo.

    Adicionalmente, ambos encuentros serán reediciones de juegos que se pudieron disfrutar durante esta campaña. New England derrotó por marcador de 43-40 a Kansas City, en duelo celebrado en Foxborough. Los Angeles sufrió un descalabro en New Orleans durante la Semana 9.

    Por otra parte, la NFL instauró el sistema de sembrados a partir de la temporada de 1975 y desde esa campaña solo en nueve ocasiones los dos mejores equipos de cada conferencia han disputado los campeonatos.

    Los Saints sufren para vencer a los aún campeones Eagles

    Los Saints sufren para vencer a los aún campeones Eagles


    Solo hizo falta una jugada para que el partido se pusiera patas arriba. Drew Brees cogió su primer balón, lo acarició, armó el brazo y lo lanzó profundísimo en busca de Ted Ginn. Pero quién lo atrapó fue Cre’von LeBlanc. El milagro de la...

    Solo hizo falta una jugada para que el partido se pusiera patas arriba. Drew Brees cogió su primer balón, lo acarició, armó el brazo y lo lanzó profundísimo en busca de Ted Ginn. Pero quién lo atrapó fue Cre’von LeBlanc. El milagro de la secundaria de los Eagles se había trasladado de Chicago a Nueva Orleans y empezaba a hacer estragos. Pero ya que hablamos de milagros, Nick Foles completó en la siguiente serie todos y cada uno de sus pases, se atravesó el campo y lanzó un pase de touchdown de 37 yardas a Jordan Matthews que adelantó a los Eagles. Por segunda semana consecutiva, los campeones llegaron al partido como víctimas y en pocos minutos habían convertido todas las previsiones en agua de borrajas.

    La sorpresa no quedó ahí. Tres y fuera de los de Sean Payton… y nuevo touchdown de los Eagles con una carrera de una yarda de Nick Foles después de atravesar 75 yardas sin despeinarse, con Smallwood corriendo muy bien por dentro y el quarterback desplegando toda esa magia que casi ninguno vemos entre septiembre y noviembre, pero que empieza a gotear en diciembre y sale a borbotones en enero. Una vez más, sin nada que perder, encontraba receptores en todas partes para volver loca a la secundaria de los Saints, incapaz de frenarle.

    Las lesiones castigan a los Eagles

    Tanto borbotón y tanto jugar en el alambre terminó por pasarle factura a Foles y sirvió para resucitar a unos Saints que hasta entonces no sabían cómo hincarle el diente al partido. Brees sufrió un fumble en su campo y los Eagles no recuperaron el balón de milagro. Pero pocos instantes después Foles volvía a lanzar uno de sus pases al límite de lo sensato que en vez de ser atrapado por Entz fue robado por Lattimore. Los Saints recuperaron la posesión y, aunque seguían con la caraja, despertaron con una jugada de engaño a la desesperada de Taysom Hill en cuarto down en su propia yarda 30. Su quarterback para todo resucitó la serie y todo el ataque de su equipo, que al fin, jugando sin complejos y arriesgando el todo por el todo, anotó sus primeros puntos cuando Brees conectó con Keith Kirkwood para un touchdown en cuarto down (7-14). A esas alturas los Saints habían perdido por lesión a Sheldon Rankins, su defensive tackle, pero lo de las lesiones de los Eagles era un drama. Primero fue Brandon Brooks, su guard derecho; luego, en jugadas casi consecutivas, perdían al cornerback Rasul Douglas (volvió en el tercer cuarto) y a Cox y a Bennet, dos indiscutibles de su línea defensiva.

    Desde ese momento, y hasta el descanso, el Superdome ya se había convertido en un polvorín aullante, los Eagles jugaban pidiendo la hora, y soñando con ir al descanso por delante para replantearse los dos últimos cuartos, y los Saints cada vez achuchaban más, conscientes de que sus rivales habían perdido ambición tras la intercepción a Foles y de que su defensa estaba muy mermada a pesar de que Cox se reincorporó poco antes del descanso. Con ese panorama fue inevitable que pocos segundos antes de ir al vestuario Lutz anotaba un field goal de 45 yardas y dejaba el marcador 10-14 a favor de Philadelphia.

    Una serie clave de once minutos y medio

    Tras la reanudación los Eagles siguieron igual de rácanos en ataque y los Saints empezaron por fin a tomar la iniciativa con una serie larguísima, muy imaginativa, que sobrevivió a varios terceros down, alguno de ellos de muchísimas yardas, que empezó en su propia yarda ocho y acabó con touchdown de Michael Thomas (17-14) tras once minutos y medio de combate sin concesiones y después de que la secundaria visitante empezara a dejar al descubierto sus carencias. Los Eagles lo habían dado todo en esa serie, que se convirtió en la gran batalla que marcó el destino del partido. Los Saints habían sobrevivido con paciencia en un drive largo en el otro extremo de su filosofía explosiva.

    Tras encajar ese touchdown los Eagles se vinieron abajo. Seguían sin ideas ofensivas y su defensa se había dejado el alma, y lo había dado todo, en la serie que se alargó durante casi todo el tercer cuarto. Parecían conformes por haber llegado hasta la ronda divisional y a Foles no le quedaban polvos mágicos para que sus lanzamientos insensatos llegaran a su destino. A falta de 10 minutos los Saints ampliaron su ventaja con un field goal de 39 yardas de Lutz (20-14). La diferencia en el marcador era de menos de un touchdown, pero los Eagles parecían haber gastado ya todos los comodines que les quedaban en ataque. En toda la segunda mitad no habían sido capaces de cruzar el medio campo y parecían dar palos de ciego, jugando a la lotería de que Foles lograra completar un pase largo imposible viendo lo pegajosa que era la secundaria de Nueva Orleans.

    Los Eagles tienen una última bala

    Quedaba medio cuarto y Michael Thomas estaba causando estragos en la secundaria rival. El receptor, que acabó el partido con 171 yardas y un touchdown, parecía ser dos metros más alto que todos sus rivales, que le veían resignado atrapar cada balón que le lanzaba Brees. Pero a falta de tres minutos sucedió lo inimaginable. Lutz falló un field goal de 52 yardas que habría cerrado el partido y los Eagles tuvieron una última oportunidad para anotar el touchdown de la victoria empezando a atacar desde su propia yarda 42. Cuando estaban ya en la yarda 27 de los Saints, con dos minutos por jugar, Alshon Jeffery, tantas veces salvador, no fue capaz de atrapar un balón sencillo que, en el rebote, terminó en manos de Lattimore para certificar la victoria de los Saints. Punto y final.

    Los Eagles, que lo habían hecho todo bien en ataque durante un primer cuarto fantástico, desaparecieron durante el resto del encuentro al mismo tiempo que Foles se quedaba sin magia. Su defensa, decidida a una defensa numantina a partir de entonces, quemó sus últimas balas en el drive de once minutos del tercer cuarto. Los Saints, con sufrimiento, lograron el pase a la final de conferencia en la que recibirán a los Rams, pero deben preocuparse porque siguen sin jugar al nivel estratosférico de los dos primeros tercios de la temporada.

    Tom Brady: Todos dicen que apestamos, pero aquí estamos

    Tom Brady: Todos dicen que apestamos, pero aquí estamos


    El quarterback de los New England Patriots, Tom Brady, aseguró en plena entrevista que hay mucha gente que dice que "son apestosos" y que no van a llegar a grandes instancias, pero los dejó un mensaje muy claro: "aquí estamos otra vez". Tom Brady es...

    El quarterback de los New England Patriots, Tom Brady, aseguró en plena entrevista que hay mucha gente que dice que "son apestosos" y que no van a llegar a grandes instancias, pero los dejó un mensaje muy claro: "aquí estamos otra vez".

    Tom Brady es un personaje que generalmente no habla sobre sus detractores y deja pasar de lado muchas de las cosas en contra que se dicen de su equipo y de él, pero al término del juego de Ronda Divisional de la NFL contra Los Ángeles Chargers dio una declaración que causó mucha polémica.

    "Nosotros usamos como motivación todo lo malo que dicen de nosotros para revertirlo y volverlo en positivo, nosotros tenemos claro que no se dicen buenas cosas, que apestamos y que no vamos a hacer nada en la temporada", comentó Brady.

    El quarterback de 41 años aseguró que el hecho de estar ocho veces peleando por el Campeonato de la Conferencia Americana es una cuestión que los llena mucho de orgullo y seguirán trabajando para llegar de nuevo a un Super Bowl.

    Tom Brady tuvo una tarde de 34 pases completos de 44 lanzados para 343 yardas y un pase de touchdown en la tarde de triunfo en Fóxboro.

     

    ¡Pánico en la NFL! Los Patriots han vuelto y quieren sangre

    ¡Pánico en la NFL! Los Patriots han vuelto y quieren sangre


    New England tiene algo. Gane o pierda. Solo habían pasado unos pocos segundos del partido y ya olía a día grande, a partido especial. A regalo. Porque amados u odiados, estos tipos convierten cada partido de playoffs en una ocasión especial. Y el...

    New England tiene algo. Gane o pierda. Solo habían pasado unos pocos segundos del partido y ya olía a día grande, a partido especial. A regalo. Porque amados u odiados, estos tipos convierten cada partido de playoffs en una ocasión especial. Y el día que no estén en la cima los vamos a echar mucho de menos para amarlos con pasión… y para odiarlos con locura. Todo a la vez y bien mezclado.

    Después de una temporada en la que todo parecía rodar con achaques, en la que todos parecía mayores, o de vuelta, o aburridos, este domingo, por primera vez en mucho tiempo, emergieron los Patriots en todos su esplendor. Deslumbrantes, imaginativos, agresivos… Como si hubieran estado desde septiembre dormitando, jugando con los justo, esforzándose lo indispensable, enseñando solo el tobillo, y por fin, ante los Chargers, hubieran decidido pasar la tarde en la oficina, pero como solo saben hacerlo ellos. Y pim, pam, pum, con Brady confirmando que ni en sueños tiene 41 años, que como mucho 28, el backfield tocando el órgano de la muerte y la defensa renacida y a una velocidad de ejecución que parecía olvidada en los almanaques de la franquicia.

    La furia de los elementos

    El retorno de la dinastía se inició con una serie perfecta de 14 jugadas y 75 yardas, que se alargó hasta el infinito durante más de siete minutos, con Brady contemplando su imperio como Julio César y White convertido en ‘ratón colorao’. Los primeros downs caían como mazos en la defensa de los Chargers, acostumbrada a dominar y completamente sobrepasada hasta que Sony Michel puso la guinda con el primer touchdown. Pero era solo el inicio de la tormenta. El primer oleaje, los golpes de viento que auguran que en un rato van a empezar a volar edificios y vehículos absorbidos por un tornado.

    Antes de llevarse todas en el mismo carrillo, los Chargers tuvieron la entereza necesaria para conseguir un touchdown con un pase estratosférico de Rivers a Allen en el que Gilmore hizo su pirula de cada partido y se fue a cubrir al hombre invisible. El empate a siete fue solo un espejismo, quiero y no puedo y voy a fichar para que conste que vine al trabajo. A partir de ese instante, Rivers y compañía se convirtieron en espectadores de primera fila del regreso de la bestia, de la furia de los elementos, de la cólera de tito Bill y su G.O.A.T., de la irrupción de Hightower y sus magdalenas, de una defensa que convirtió a Phillip Rivers en un cervatillo asustado.

    35-7 en el descanso

    El plan de juego de New England se hinchó a sacar jugadas que parecían enterradas en el baúl de los recuerdos, Brady tenía el ansia de sangre y la mirada de codicia del que quiere desollar a sus rivales en cada jugada de cada serie y los touchdowns empezaron a caer a un ritmo endiablado. El segundo de Michel, uno de Dorsett con un pase de 15 yardas en tercer down, uno de Burkhead, un tercero de Michel… Era una bacanal. Con el diablo presente y brujas prestas al sacrificio. La única vez que los Patriots tuvieron que despejar McClellan recuperó el balón tras un fumble de Desmond en el retorno. 35-7 en el marcador y Brady se iba gritando indignado al vestuario porque los árbitros no le habían dejado sacar un último snap antes del descanso.

    La segunda mitad sobró. Todos llegamos excitados al medio tiempo porque habíamos visto emerger a la bestia en todo su esplendor. No importaba el resultado. Era el acontecimiento. Como si un mago hubiera hecho desaparecer un edificio derruido y lo hubiera convertido, tras retirar la sábana, en un rascacielos asombroso. Los Pats, que parecían llegar a estos playoffs como un viejo achacoso que vive de glorias pasadas, estaban de nuevo en plena forma, exhibiendo músculos brillantes y dentadura perfecta. Pero en los últimos dos cuartos dormitamos saciados tras la comilona inicial.

    Los Chargers maquillan (un poco) su fracaso

    Los Patriots se jugaron un cuarto down en su primera serie del tercer cuarto que nos retrajo a otra época, cuando abusaban cada domingo de sus rivales y se ganaban el odio de toda la NFL. Así de sobrados estaban entonces y ahora. Al final tuvieron que conformarse con un field goal, pero su auténtico objetivo era consumir reloj para que acabara el festín y eso lo consiguieron a la perfección. Habían transcurrido más de siete minutos desde que Brady recibió el primer snap hasta que Gostkowski anotó la patada de 28 yardas (38-7). En la siguiente serie, los Chargers, con más espacio para respirar, anotaron su segundo touchdown con una carrera de Gordon (38-14), pero a esas alturas, y eso que aún quedaba un cuarto entero, esa anotación no le importaba a nadie. Unos estaban pensando en las vacaciones y Belichick en cómo sobrevivir en Kansas City a la encerrona de Andy Reid y la magia de Patrick Mahomes. De repente, la final de conferencia americana adquiere tintes de acontecimiento planetario de las que ponen en peligro la trayectoria de la tierra. Los PATRIOTS han vuelto y el pánico se ha cebado de toda la NFL.

    En los últimos minutos, convertidos en entrenamiento de contacto para los Pats, que jugaban ya a medio gas, Gostkowski metió otro field goal (41-14), Virgil Green el tercer touchdown de los Chargers con conversión de dos de Allen (41-22), los equipos especiales de New England obligaron a Rivers a empezar a atacar en la yarda uno, Gilmore consiguió una intercepción para hacerse perdonar el único lunar del equipo en todo el partido y Antonio Gates consiguió el que, probablemente sea el último touchdown de su magnífica carrera (41-28). Punto y final y a la cama a tener pesadillas con Belichick. Es lo que toca.

     

    Sean McVay hace historia en el triunfo sobre los Cowboys

    Sean McVay hace historia en el triunfo sobre los Cowboys


    Sean McVay comenzó a ostentar un récord de la NFL al momento de su designación como head coach de los Rams: se convirtió en el entrenador más joven en estar al mando de una organización. Cuando Los Angeles anunciaron a McVay como su HC, este...

    Sean McVay comenzó a ostentar un récord de la NFL al momento de su designación como head coach de los Rams: se convirtió en el entrenador más joven en estar al mando de una organización.

    Cuando Los Angeles anunciaron a McVay como su HC, este contaba con 30 años y 11 meses, con lo cual rompió la marca impuesta por Lane Kiffin en 2007, cuando fue nombrado como entrenador de los Raiders a la edad de 31 años y ocho meses.

    Y este sábado, después de que se concretara la victoria de los Rams sobre los Cowboys en duelo correspondiente a la Ronda Divisional de la NFC, el coach de 32 años estableció otra plusmarca de edad en la liga.

    Con el resultado obtenido en el Los Angeles Memorial Coliseum, McVay se convirtió en el coach más joven en ganar un partido de playoffs. La anterior marca era ostentada por John Madden, cuando venció a los Houston Oilers ─ahora Tennessee Titans─ en la postemporada de 1969 con 33 años de edad.

    Con los Rams aún vivos en los playoffs, ahora McVay está a la caza de otro récord más. El coach de Los Angeles tiene tres temporadas más para ganar un Super Bowl y convertirse en el entrenador más joven en conseguirlo; por el momento, Mike Tomlin es el poseedor de la marca, al ganar el juego de campeonato de la NFL a los 36 años.

    ‘Arcegatrón’: la saga de los Arcega, a conquistar la NFL

    ‘Arcegatrón’: la saga de los Arcega, a conquistar la NFL


    La NFL cada vez habla más español. El primero en llegar fue Alejandro Villanueva en 2015, y lo hizo para triunfar. En 2017 fue elegido para la Pro Bowl como mejor left tackle de la Conferencia Americana y este año repetirá presencia en el partido de...

    La NFL cada vez habla más español. El primero en llegar fue Alejandro Villanueva en 2015, y lo hizo para triunfar. En 2017 fue elegido para la Pro Bowl como mejor left tackle de la Conferencia Americana y este año repetirá presencia en el partido de las estrellas convertido ya en una institución. Este curso hay otro español llamando a la puerta de la NFL con fuerza. Se llama José Joaquín Arcega-Whiteside, nació en Zaragoza el 31 de diciembre de 1996 en el seno de una familia mítica en el deporte español, se trasladó a Carolina del Sur a los seis años y todo apunta a que será uno de los receptores más deseados en el próximo draft.

    Si Villanueva es el guardaespaldas perfecto para cualquier quarterback, a pesar de que en 2018 también anotó un touchdown, Arcega (apodado Arcegatrón) es potencialmente un arma de destrucción masiva para el equipo que le elija. Desde niño jugó al fútbol americano y al baloncesto, que le viene de familia. Su padre es Joaquín Arcega y su madre, Valorie Whiteside, ambos con una exitosa carrera en el baloncesto español. Sus tíos son Fernando y Pepe, también exprofesionales del básquet y símbolos del Zaragoza. Despuntó en los dos deportes en su high school de Dorman y poco a poco se centró en el football americano, pero aprovechando siempre como receptor los fundamentos aprendidos en el baloncesto, uno de los secretos de su espectacular juego.

    Rompe récords en Stanford

    Varias universidades intentaron que eligiera su programa como uno de los receptores más prometedores de EE UU y terminó decidiéndose por Stanford, donde ha tenido una carrera meteórica. En su primer año consiguió cinco touchdowns y 397 yardas, en 2017 llegó a los nueve con 781 y en 2018 ha llegado a las 1059 y ha anotado 14 touchdowns, convirtiéndose en el primer receptor de Stanford que supera las mil yardas e igualando el récord histórico de touchdowns de su universidad.

    Desde verano, sus proyecciones para el próximo draft no han dejado se subir su valor. Si en septiembre parecía que sería elegido en una ronda media, ahora mismo casi todos los pronósticos auguran que podría encontrar equipo con una elección alta de segunda ronda e incluso al final de la primera. Eso le aseguraría un puesto de titular en la NFL en la temporada 2019, en la que podría convertirse en una de las sensaciones como rookie.

    Arcega mide 1,91, pesa 102 kilogramos y sabe aprovechar su envergadura y tamaño para ganar la posición a las secundarias rivales aprovechando sus fundamentos de baloncesto. Eso le convierte en muy complicado de defender en la zona de touchdown rival. Ese perfil de receptor de end zone es muy valorado en la NFL. No es muy aventurado soñar con que pueda tener un fuerte impacto en su primera temporada en la élite y pueda conseguir un buen puñado de touchdowns. Pese al optimismo, no hay que olvidar que la NFL es una competición complicada en la que es difícil triunfar, y que para su futuro será clave el equipo que decida elegirle en el draft.

    Rams torturan a Cowboys con Todd Gurley y C.J. Anderson

    Rams torturan a Cowboys con Todd Gurley y C.J. Anderson


    Sean McVay se jugaba demasiado. En la pasada agencia libre los Rams tiraron la casa por la ventana para darle a su entrenador un ‘dream team’ que pudiera ganar el anillo este mismo año. Pero los Cowboys eran un regalo envenenado. Un equipo que...

    Sean McVay se jugaba demasiado. En la pasada agencia libre los Rams tiraron la casa por la ventana para darle a su entrenador un ‘dream team’ que pudiera ganar el anillo este mismo año. Pero los Cowboys eran un regalo envenenado. Un equipo que parecía defenestrado hace solo un par de meses, pero que ha llegado a enero más en forma que quizá ningún otro. Por eso, desde el primer minuto se notó que los Rams, con Gurley tocado, jugaban con un nudo en la garganta, como el que no puede permitirse el lujo de fallar, mientras los Cowboys empezaban una semana más la frescura del que sabe que ya ha llegado más allá de lo que nadie esperaba, y que cada partido era un regalo del que había que disfrutar. Dos formas opuestas de afrontar una batalla que empezó marcada por esas premisas pero terminó dominada por los Rams simplemente porque son mucho mejores tanto en el campo como en la banda.

    Los Rams empezaron haciendo muy bien lo que todo el mundo pronosticaba que intentarían: dominar al front seven de los Cowboys con Gurley y línea ofensiva y controlar el reloj. Pero en las últimas yardas la magia desapareció y tuvieron que conformarse con un field goal. Todo el esfuerzo quedó inmediatamente eclipsado por el tremendo arranque de los Cowboys, en el que Prescott firmaba un drive perfecto, Elliott conseguía un cuarto down y Amari Cooper culminaba la faena con un touchdown de 29 yardas después de una penalización inaceptable en un partido de esta importancia de Marcus Peters, que volvió a enseñar lo peor de sí mismo en el peor momento. Los Cowboys sacaban a pasear todas sus figuras desde el minuto uno sin guardarse nada. 3-7 y los Rams a remolque. Los visitantes habían conseguido que los primeros compases de partido transitaran por el camino que más les convenía.

    C.J. Anderson y Todd Gurley no dan respiro

    En la siguiente serie de los Rams ya quedó clarísimo que McVay no quería sobreexponer a un Gurley aún convaleciente. Compartía backfield con un Anderson con sobrepeso pero enchufadísimo. Los locales se movían en el alambre con terceros downs e incluso un cuarto de una yarda en su propio campo. No querían bajo ningún concepto ir a remolque. Pero otra vez se atascaron en la orilla, en la yarda 5 rival, y otra vez tuvieron que conformarse con un field goal. 6-7 con el segundo cuarto recién comenzado y con el partido, por el momento, donde quería Dallas.

    Pero poco a poco se hizo evidente que el ataque de los Cowboys pasaba muy poco tiempo en el campo. En ese momento quizá no fuera decisivo, pero todo apuntaba a que, a ese ritmo, la defensa de Dallas iba a llegar al final con la lengua fuera. Además, la apuesta por Anderson empezaba a darle réditos a los locales y el corredor anotaba el primer touchdown de su equipo, 13-7, que le daba completamente la vuelta al guion. Además, dejaba muy comprometidos a unos Cowboys que necesitan un marcador lo más apretado posible para que su plan de juego funcione.

    Los Cowboys se iban diluyendo mientras el gordito Anderson se convertía en un gigante y la defensa de los Cowboys perdía cualquier iniciativa. Entonces, a 3:27 para el descanso, apareció Gurley en un fogonazo de 35 yardas para touchdown que rompía el partido 20-7 y dejaba a los Cowboys sin margen de maniobra. Zeke Elliott se iba al descanso con 40 yardas de carrera y entre Anderson (78) y Gurley (72) sumaban 158. Demasiada diferencia.

    Tras la reanudación los Cowboys resucitan

    Tres y fuera de los Cowboys tras la reanudación y field goal de los Rams 23-7 con Gurley y Anderson corriendo cada vez más sobrados. Como había sucedido en el partido entre Chiefs y Colts, parecía que los dos últimos cuartos iban a tener sabor a trámite. Pero Prescott conectaba con Gallup con un pase tremendo de 44 yardas que dejaba la pelota en la yarda dos, Zeke Elliott anotaba de carrera y Amari Cooper conseguía la conversión de dos. Otra vez aparecían las tres estrellas ofensivas de Dallas para dejar a su equipo a una anotación, 23-15. El partido estaba mucho menos encarrilado para los Rams de lo que parecía, y Talib tenía que irse al vestuario lesionado, aunque luego volvería y no está muy claro que eso fuera bueno para su equipo.

    Los Rams parecían algo tocados y tenían que despejar el balón por primera y única vez en el partido. Mientras, los Cowboys tensaban la cuerda hasta romperla con un cuarto y pulgadas frenado en seco por el muro local. Para evitar el soponcio, McVay decidió volver al plan que tan bien le había funcionado en la primera mitad y reanudó la tortura a la defensa rival con carreras de Gurley y Anderson. Con ellos, y Wood recibiendo pases quirúrgicos, llegaron hasta la yarda uno rival y McVay se jugó el todo por el todo en cuarto down. En vez de patear el field goal que le colocaba dos anotaciones por delante, se arriesgó buscando un touchdown que dejaba el partido mucho más encarrilado y que llegó gracias a una carrera de potencia de Anderson, 30-15. Una decisión temeraria que habría dado mucho que hablar si los Cowboys hubieran recuperado la posesión.

    La carrera decisiva de Goff

    Quedaban poco más de siete minutos y los Cowboys ya estaban desbocados, con Prescott lanzando pases largos a diestro y siniestro y Garrett jugándose cuartos downs a la desesperada. Los Rams gastaban todos sus tiempos muertos, pero los tejanos parecían avanzar demasiado despacio y se quedaban sin tiempo. Una interferencia de Talib a Cooper en la end zone le devolvía la vida a los Cowboys, que anotaban un touchdown con una carrera de una yarda de Prescott, volvían a quedarse a una anotación, 30-22, a falta de 2:11 y todavía tenían los tres tiempos muertos.

    Entonces no fueron Gurley o Anderson los que corrieron. Goff, que había tenido un papel secundario durante el partido, consiguió un primer down con una carrera de once yardas que dejó el choque prácticamente decidido y que Anderson cerró dos jugadas después. Los Rams terminaron con 263 yardas de carrera, 123 de C.J. Anderson y 115 de Todd Gurley, para llegar a su primera final de conferencia desde 2001. Los Cowboys se despidieron con la cabeza muy alta después de haber llegado más lejos de lo que nadie esperaba. Y como regalo, ambos equipos nos dejaron un gran partido divisional.

    Adam Vinatieri, el verdugo de los Colts en la ronda divisional

    Adam Vinatieri, el verdugo de los Colts en la ronda divisional


    El 28 de octubre de 2018, Adam Vinatieri hizo historia en la NFL al convertir un gol de campo de 25 yardas en el segundo cuarto del duelo frente a los Raiders. Con ese intento se convirtió en el jugador con más puntos anotados en la historia de la liga...

    El 28 de octubre de 2018, Adam Vinatieri hizo historia en la NFL al convertir un gol de campo de 25 yardas en el segundo cuarto del duelo frente a los Raiders. Con ese intento se convirtió en el jugador con más puntos anotados en la historia de la liga ─2,544─ pasando a Morten Andersen.

    Al final de la temporada regular, el kicker de 46 años terminó con 23 de 27 goles de campo intentados ─85.2% de efectividad─ y 44 de 47 puntos extra ─93.6 por ciento. Con estos números y la reputación de ser uno de los mejores pateadores de toda la historia, Vinatieri se enfiló al duelo de ronda divisional ante los Chiefs.

    Y parecía que el encuentro sería igual de rutinario para Vinatieri pues marcó un punto extra tras el touchdown de los equipos especiales convertido por Zach Pascal. No obstante, esto no representó un presagio, en absoluto, de lo que vendría.

    Cuando el reloj expiraba en el segundo cuarto, con solo tres segundos en el marcador, el ex Patriot intentó un gol de campo de 23 yardas y contra todo pronóstico falló la patada. Más adelante, ya en el cuarto periodo y con los Colts intentando despertar, el egresado de South Dakota State erró el punto extra consecuente a un touchdown de Luck con Hilton.

    Estos cuatro puntos combinados, en ese preciso momento, hubieran representado que los Colts hubiesen quedado a una anotación de distancia y el marcador indicaría 17-24 con más de cinco minutos por jugar. Es decir, el momento del partido pudo haber sido totalmente diferente.

    No se puede dudar del talento y durabilidad de Adam Vinatieri; sin embargo, no sería tan descabellado que que decidiera hacerse un lado y permitir que un joven ocupara su lugar dentro de la organización de Indiana.

    Los Chiefs abusan de los Colts liderados por un gran Mahomes

    Los Chiefs abusan de los Colts liderados por un gran Mahomes


    El Chiefs-Colts ya nos tenía excitados antes de comenzar. Y no solo porque fuera el primer partido de la mítica Ronda divisional. La nieve, que este año prácticamente no había visitado aún la NFL, dejó un manto blanco en los aledaños de...

    El Chiefs-Colts ya nos tenía excitados antes de comenzar. Y no solo porque fuera el primer partido de la mítica Ronda divisional. La nieve, que este año prácticamente no había visitado aún la NFL, dejó un manto blanco en los aledaños de Arrowhead. Es clima auguraba una batalla fiera, pero fue una anécdota sobre un emparrillado que los Chiefs pusieron a temperatura de barbacoa desde el primer momento, para cocinar a la brasa en su propio jugo a unos Colts sobrepasados desde el principio hasta el final. Paliza sin paliativos. Burreo.

    En un visto y no visto el partido saltó por los aires. Para empezar, cuatro tres y fuera en las cuatro primeras series ofensivas de los Colts, con Andrew Luck fallando sus cuatro primeros lanzamientos y touchdown en las dos primeras series ofensivas de los Chiefs, que parecían moverse el doble de rápido que sus rivales, pensar con el doble de velocidad, reaccionar con el doble de aceleración y, por el camino, aprovechar la plaga de salidas falsas de la defensa y arriesgar con un cuarto down que en el primer cuarto de la ronda divisional solo te juegas cuando estás atropellando a tus rivales.

    La defensa de los Colts ni la olía

    El primer touchdown fue de diez yardas de carrera de Damien Williams y el segundo un desfile de la victoria imperial de Tyreek Hill, que durante 36 yardas cortó la defensa de los Colts como un cuchillo caliente la mantequilla. 14-0 en el marcador y todo auguraba que la jornada iba a ser larguísima para unos Colts completamente desconocidos, con una defensa en zona con la que Mahomes hacía lo que quería y que Travis Kelce se merendaba sin parar. Al final del primer cuarto los de Indianápolis llevaban 15 miserables yardas de carrera en total y los Chiefs 185 (112 de pase y 73 de carrera). Para redondear un arranque casi perfecto, Harrison Butker anotó un field goal de 39 yardas que dejó el marcador 17-0.

    Por fin, los Colts consiguieron parar un ataque de Kansas City. Y cuando menos se esperaba, como el ataque no aparecía, fueron los equipos especiales de Indianapolis los que marcaron la diferencia. Najee Goode bloqueaba el punt de Colquitt y Zach Pascal recuperaba el balón en la end zone de los locales para reducir diferencias 17-7. Fue solo un espejismo. Kelce respondía con una recepción de 30 yardas en el arranque de una serie de fantasía que terminó 1:40 antes del descanso con touchdown de carrera de Mahomes. Los Colts tuvieron tiempo para atravesarse el campo en su primera serie sólida de todo el partido, llegaron a la yarda 5 y le dejaron a Vinatieri un field goal fácil de 23 yardas, pero cuando las cosas no funcionan, incluso el kicker infalible en los momentos clave se equivoca y el balón se estrelló en el palo izquierdo.24-7 en el marcador en el descanso y los Chiefs empezaban atacando en la segunda mitad.

    Tras el descanso, paciencia e impotencia

    Tras el descanso el partido se durmió. Los Chiefs ya no tenían prisa, y menos después de que un cuarto down les saliera rana. Los Colts podían haberse aprovechado entonces de una buenísima posición de campo si no fuera porque Denico Autry se puso a bailar de forma obscena en la cara del árbitro. Desde ese instante, los Chiefs se dejaron de fanfarrias y decidieron dejar que el reloj corriera mientras los Colts buscaban su alma entre las líneas del campo sin encontrarla. Seguían inofensivos, de punt en punt o desperdiciando un fumble conseguido con sangre por Darius Leonard en la yarda 20 rival con otro fumble casi inmediato de Luck mientras su línea ofensiva, lo mejor de este equipo en la segunda mitad de temporada, parecía una sombra de sí misma.

    En el último cuarto los Colts empezaron a hacer lo que todos esperábamos y no habían hecho en todo el partido: correr por dentro. A buenas horas. Y mientras, el peor Luck de todo el año no tenía ni ganas ni puntería. Y la defensa seguía palmeando una y otra vez sus lanzamientos. A 5:31 del final TY Hilton anotaba un touchdown de 29 yardas solo servía para maquillar el marcador 24-13 y Vinatieri pateaba de nuevo fuera, esta vez al lado derecho. ¿El partido de la despedida de, quizá, el mejor kicker de la historia? Parecía que los Colts podrían tener tres minutos y medio para intentar un milagro rocambolesco, pero otra penalización absurda, esta vez una ‘running into the kicker’ sirvió para que los Chiefs redondearan el marcador con un touchdown de Darren Williams 31-13.

    Andy Reid, entrenador de Kansas City, lleva a la franquicia a su primera final de conferencia desde 1993, y firma el mayor éxito en el siglo XXI de un equipo cuyo ataque y cuyo quarterback nos han enamorado durante toda la temporada. Los Colts, por su parte, nos encantaron con una segunda mitad de temporada sensacional y están en el buen camino, pero en la ronda divisional jugaron muy por debajo de sus posibilidades.

    ¡Cody Parkey, todo Chicago lo falló! Nadie pasa el Challenge

    ¡Cody Parkey, todo Chicago lo falló! Nadie pasa el Challenge


    El pateador de los Chicago Bears, Cody Parkey, puede estar tranquilo. 103 personas tuvieron la oportunidad de conectar un gol de campo de 43 yardas como parte de un Challenge que patrocinó la empresa cervecera Goose Island y todos lo fallaron. Cody...

    El pateador de los Chicago Bears, Cody Parkey, puede estar tranquilo. 103 personas tuvieron la oportunidad de conectar un gol de campo de 43 yardas como parte de un Challenge que patrocinó la empresa cervecera Goose Island y todos lo fallaron.

    Cody Parkey se convirtió el domingo pasado en el hombre más odiado de Chicago, después de que tuvo la oportunidad de darle la victoria a su equipo con un gol de campo y su patada de 43 yardas pegó en el poste en par de ocasiones y no entró, con lo que terminó con las aspiraciones de los Bears en la actual temporada.

    Este sábado se realizó el Challenge que auspició la empresa cervecera, donde acondicionaron un espacio con condiciones similares a las que tuvo el pateador para que los aficionados llegaran e intentaran el gol de campo.

    103 personas intentaron el gol de campo y ninguna fue capaz de anotarlo, incluso tampoco fueron capaces de pegarle al poste como lo hiciera Parkey frente a Philadelphia.

    Un par de personas estuvieron cerca, pero lo tiraron por un lado, y la empresa Goose Island no tuvo que repartir ni cerveza ni dar ningún viaje a algún partido de la NFL como lo habían ofrecido al ganador del reto.

    Larry Fitzgerald podría dejar a los Arizona Cardinals

    Larry Fitzgerald podría dejar a los Arizona Cardinals


    Los Arizona Cardinals podrían vivir el fin de una era si su wide receiver principal Larry Fitzgerald decide no regresar con el equipo para la temporada del 2019. Fitzgerald aún se mantiene indeciso sobre su decisión de mantenerse en el equipo, tomar...

    Los Arizona Cardinals podrían vivir el fin de una era si su wide receiver principal Larry Fitzgerald decide no regresar con el equipo para la temporada del 2019.

    Fitzgerald aún se mantiene indeciso sobre su decisión de mantenerse en el equipo, tomar la opción de emigrar a otra organización o pensar en su retiro a los 36 años.

    Kliff Kingsbury, nuevo head coach de los Cardinals ha expresado su deseo de que Fitzgerald se mantenga en el equipo para que sea el líder de una organización que necesita jugadores de experiencia en esta nueva renovación.

    "Como dije, qué gran modelo a seguir, qué gran líder para tener en el equipo, me sentiría honrado y me encantaría trabajar con él. Es un hombre que he admirado desde lejos durante mucho tiempo, y pensamos que todos esperamos que regrese ", fueron las palabras de Kingsbury.

    Larry Fitzgerald viviría su temporada número 16 con los Cardinals, y ya ha tenido la oportunidad de disputar un Super Bowl, pero no ha logrado consagrarse con el título Vince Lombardi.

    Antonio Brown, un jugador estelar al alcance de la NFL

    Antonio Brown, un jugador estelar al alcance de la NFL


    Parece que el divorcio entre Antonio Brown y los Steelers es inminente. Ahora se ha informado, de acuerdo con Ian Rapoport, insider de la NFL Network, que varios gerentes generales que se han puesto en contacto con la organización de Art Rooney...

    Parece que el divorcio entre Antonio Brown y los Steelers es inminente. Ahora se ha informado, de acuerdo con Ian Rapoport, insider de la NFL Network, que varios gerentes generales que se han puesto en contacto con la organización de Art Rooney indicaron que Pittsburgh buscarían una selección de segunda ronda por el wide receiver.

    Además, el propietario de la franquicia informó que están trabajando para darle buen término a la situación. Incluso mencionó que existe la posibilidad de que Brown se mantenga con los Steelers, aunque por el momento lo ve difícil. Agregó que la única opción inviable es cortar al jugador.

    La razón por la que Pittsburgh estaría en busca de una segunda ronda y no aspira a obtener un pick de primera es que Antonio Brown ya cuenta con 31 años, lo que lo hace menos durable dentro de la liga.

    Los Broncos se suman a la puja

    La organización de Denver ha comenzado una restructuración que comenzó con la salida de Vance Joseph y la contratación de Vic Fangio como head coach. Por este motivo, y ante la salida de Demaryius Thomas, los Broncos estarían en busca de adquirir al wide receiver.

    Además de la franquicia de Mile High City, se ha reportado que los New York Jets y San Francisco 49ers son los principales interesados en adquirir los servicios del egresado de Michigan Central.

    Jason Garrett se quedará más tiempo en el AT&T Stadium

    Jason Garrett se quedará más tiempo en el AT&T Stadium


    Jason Garrett es toda una personalidad para los fans de los Cowboys. Ya sea amado u odiado, durante su gestión en Arlington, Dallas ha conseguido un récord positivo ─77 victorias, 59 derrotas─ y ha alcanzado la postemporada en tres ocasiones...

    Jason Garrett es toda una personalidad para los fans de los Cowboys. Ya sea amado u odiado, durante su gestión en Arlington, Dallas ha conseguido un récord positivo ─77 victorias, 59 derrotas─ y ha alcanzado la postemporada en tres ocasiones durante ocho años en el cargo de head coach.

    Esta temporada, después de un inicio que no resultaba para nada prometedor y con marca de 2-3 cerca de media campaña, los Cowboys recompusieron su andar y terminaron por coronarse como campeones del Este de la NFC por segunda ocasión en tres años.

    Posteriormente, Dallas recibió a los Seahawks en duelo correspondiente al juego por el Wild Card de la Conferencia Nacional y doblegó a los pupilos de Pete Carroll a pesar de que Seattle intentó responder tardíamente en el encuentro.

    Y el buen accionar que han conseguido los Cowboys durante esta temporada ─en gran parte al buen trabajo que ha realizado Rod Marinelli en la defensiva─ ha hecho que Jerry Jones opte por negociar con el entrenador de 52 años una extensión de contrato.

    Garrett firmó un contrato de cinco años y 30 millones de dólares en 2015 y se espera que la renegociación alargupe la estadía del head coach con los Cowboys, además de un aumento salarial significativo.

    Los Dolphins tendrían nuevo coach de origen hondureño

    Los Dolphins tendrían nuevo coach de origen hondureño


    El coach de origen hondureño Brian Flores se convertiría en el nuevo entrenador de los Miami Dolphins, después de que el equipo estaría esperando a que Flores culmine su participación en esta temporada con los New England Patriots, de donde es el...

    El coach de origen hondureño Brian Flores se convertiría en el nuevo entrenador de los Miami Dolphins, después de que el equipo estaría esperando a que Flores culmine su participación en esta temporada con los New England Patriots, de donde es el encargado del área de los linebackers.

    El periodista Ian Rapoport fue el primero que informó sobre el deseo de los Dolphins de contratar al coach de linebackers de los Patriots.

    "Los Dolphins están buscando entrenador en su misma división, se trata de Brian Flores, coach de linebackers de los Patriots, esperan firmarlo cuando termine su temporada", fue el reporte que dio sobre el próximo head coach de Miami.

    Brian Flores viviría su primera experiencia como head coach, y sustituiría a Adam Gase, quien estuvo durante tres años como entrenador en Miami y ahora emigró a los New York Jets.

     

    Póker de tight ends, claves para la Ronda Divisional

    Póker de tight ends, claves para la Ronda Divisional


    La de tight end es una posición menospreciada en la NFL. Y honestamente no entiendo por qué. El tight end debe ser el mejor amigo del quarterback. Y hasta donde recuerdo, ésta es “La Liga del Quarterback”. Y un objetivo de gran tamaño que puede...

    La de tight end es una posición menospreciada en la NFL. Y honestamente no entiendo por qué.

    El tight end debe ser el mejor amigo del quarterback. Y hasta donde recuerdo, ésta es “La Liga del Quarterback”. Y un objetivo de gran tamaño que puede correr rutas y atrapar el balón como un receptor y bloquear como un liniero ofensivo siempre es un problema para las defensivas.

    En la Ronda Divisional veremos a cuatro de los cinco mejores tight ends de la actualidad y sus actuaciones podrían ser clave para estos equipos, que buscan el boleto a los Juegos de Campeonato.

    Los Indianapolis Colts cuentan con Eric Ebron, empatado en segundo lugar entre los tight ends con 13 touchdowns en la campaña regular.

    Ebron fue el segundo hombre más buscado por Andrew Luck, con 110 targets, sólo detrás de los 120 de T.Y. Hilton. El tight end atrapó 66 pases para 750 yardas y un promedio de 11.4 por recepción.

    En el juego de Wild Card en Houston, Luck buscó en seis ocasiones a Ebron; conectó con él tres veces, una de ellas en las diagonales.

    La defensiva de Kansas City sufrió toda la temporada con los tight ends, así que se espera una actuación especial de Ebron este sábado.

    Los Chiefs tienen a su propia estrella en la posición. Travis Kelce tuvo 103 recepciones y 1,336 yardas y se convirtió en el primer tight end de la historia con al menos 80 balones atrapados y mil yardas en tres campañas en fila.

    Kelce es un como un receptor en el cuerpo de un tight end. Es el más rápido y atlético en su posición y los Chiefs lo pueden alinear en cualquier parte del campo. Las defensas lo han intentado todo: con linebackers, con safeties e incluso con cornerbacks, pero Kelce es simplemente imparable.

    No puedo esperar a ver el plan que tienen los Colts para tratar de contenerlo.

    Patrick Mahomes buscó a Kelce más que a nadie (150 veces) en la temporada regular y 10 de sus 50 pases de touchdown fueron a manos de su tight end favorito.

    Los Philadelphia Eagles presumen a Zach Ertz, quien con 116 recepciones esta campaña superó las 110 de Jason Witten en 2012 e impuso un nuevo récord de la NFL.

    En seis años en la liga suma 437 recepciones en temporada regular. Sólo Jimmy Graham (434), Witten (429), Kelce (410) y Antonio Gates (400) atraparon 400 balones en sus seis primeros años como profesionales.

    Al igual que Kelce, Ertz es una pesadilla para cualquier defensivo. En una de las jugadas clave del Super Bowl LII, los Patriots usaron al safety Devin McCourty en cobertura uno-a-uno; un “simple” movimiento de Ertz fue suficiente para sacar de balance al back defensivo de New England, mandarlo al suelo, atrapar un envío de 11 yardas de Nick Foles a 2:21 del final y sentenciar el juego.

    Ertz fue buscado 156 veces por Carson Wentz y Foles en la campaña y promedió 10 yardas por recepción. En el juego de Wild Card ante los Chicago Bears, terminó con cinco recepciones y 52 yardas.

    El póker de tight ends lo cierra Rob Gronkowski, de los Patriots. Es verdad que “Gronk” no tuvo su mejor campaña, con apenas 47 recepciones, 682 yardas y tres touchdowns.

    Pero lo peor que pueden hacer los Chargers es menospreciar al objetivo más confiable de Tom Brady.

    Gronkowski tiene 79 recepciones de touchdown y para poner la cifra en perspectiva basta decir que es una más de las que consiguió Terrell Owens.

    “Los Playoffs siempre se sienten diferente. El nivel de emoción definitivamente sube un poco más, pero tienes que mantener el control”, dijo “Gronk” en la semana. “Tienes que salir, tienes que jugar. No puedes ser demasiado emocional. Es una nueva temporada, así que seguro que será emocionante”.

    Su experiencia es invaluable y por ello podría ser un diferenciador en el duelo Divisional ante los Chargers.

    “Gronk” y el resto de nuestro póker de tight ends.

    Zac Taylor será el nuevo entrenador de los Bengals

    Zac Taylor será el nuevo entrenador de los Bengals


    El actual coach de quarterbacks de Los Angeles Rams, Zac Taylor, sería el elegido para tomar el puesto de head coach de los Cincinnati Bengals para el 2019. Taylor ha tenido uno de los desempeños más certeros durante las dos temporadas que ha estado...

    El actual coach de quarterbacks de Los Angeles Rams, Zac Taylor, sería el elegido para tomar el puesto de head coach de los Cincinnati Bengals para el 2019.

    Taylor ha tenido uno de los desempeños más certeros durante las dos temporadas que ha estado con los Rams en el desarrollo del quarterback Jared Goff.

    Los Bengals estarían esperando únicamente que termine la participación de Taylor con los Rams en los playoffs para que se anuncie de forma oficial su llegada al cuadro de los Bengals para el próximo año.

    Zac Taylor estaría sustituyendo a Marvin Lewis, quien estuvo al frente del equipo de Cincinnati durante 15 años, pero nunca fue capaz de lograr un triunfo en los playoffs.

    Con sólo 35 años, Taylor se convertiría en uno de los entrenadores más jóvenes de la temporada 2019 de la NFL.

     

    Los picks: turno de las ofensivas en los Juegos Divisionales

    Los picks: turno de las ofensivas en los Juegos Divisionales


    Los quarterbacks primerizos se fueron 0-3 en los juegos de Wild Card. Uno más debuta este fin de semana en la Ronda Divisional, y es nada menos que el chico que lanzó 50 pases de touchdown en la campaña. Patrick Mahomes quiere romper con el maleficio...

    Los quarterbacks primerizos se fueron 0-3 en los juegos de Wild Card. Uno más debuta este fin de semana en la Ronda Divisional, y es nada menos que el chico que lanzó 50 pases de touchdown en la campaña.

    Patrick Mahomes quiere romper con el maleficio que sufrieron Lamar Jackson, Deshaun Watson y Mitchel Trubisky, los tres pasadores debutantes en postemporada que ahora están de vacaciones.

    Mahomes comandó a la ofensiva más prolífica de 2018 y el coach Andy Reid necesita que el joven maravilla no pierda el ritmo para avanzar al Campeonato de la AFC, que igual se jugaría en el Arrowhead.

    Otro ataque prominente es el de los Rams, que en casa tratará de descarrilar a los enrachados Cowboys y su sólida defensa.

    Saints y Patriots son favoritos en casa y eso hace soñar a muchos aficionados con un Super Bowl entre Drew Brees y Tom Brady.

    Vamos a los picks:

    INDIANAPOLIS EN KANSAS CITY (-5.5)

    Patrick Mahomes hace su esperado debut en Playoffs después de lanzar 50 pases de touchdown en la campaña regular y comandar la ofensiva más productiva de la NFL. Kansas City, que es primer sembrado en la AFC por primera vez desde 1997, fue líder de la liga en cuanto a yardas por juego (425.6) y puntos (35.3).

    Pero la defensiva de Indianapolis ha jugado como la mejor desde diciembre, al aceptar en promedio 13 puntos en los seis partidos más recientes, incluido el triunfo por 21-7 sobre Houston en el Wild Card.

    Los Chiefs han demostrado que le pueden anotar a quien sea, pero su defensiva es mediocre, lo cual significa que Andrew Luck tendrá sus oportunidades. Los Chiefs terminaron 31 contra el pase (273.4) y aceptaron 30 touchdowns por la vía aérea.

    Por si fuera poco, Kansas City aceptó 65 jugadas de 20 yardas o más, aunque fue co-líder de la NFL con 52 capturas de quarterback.

    Los Chiefs han sufrido particularmente contra los tight ends, que han promediado 5.4 recepciones, 66.7 yardas por juego y anotaron 10 touchdowns ante Kansas City en la campaña regular.

    Y los Colts tienen a Eric Ebron, un tight end que en la campaña regular atrapó 66 balones, sumó 750 yardas y 13 touchdowns. La semana pasada en Houston, sólo tuvo tres recepciones, pero una de ellas fue en las diagonales.

    El coach Andy Reid tiene un nada espectacular récord de 11-13 en Playoffs, pero si no cambia nada y Mahomes no se paraliza en su debut en postemporada, Kansas City debe ganar este tiroteo en el Arrowhead Stadium. Pick: Chiefs 31-24 Colts

    DALLAS EN LOS ANGELES RAMS (-7)

    Otra buena defensiva (Cowboys) a prueba contra un ataque explosivo (Rams).

    El equipo del coach Sean McVay fue segundo en yardas por juego (421.1), tercero en ataque terrestre (139.4) y segundo en puntos (32.9).

    La defensa de Dallas debe concentrarse en frenar a Todd Gurley (1,251 yardas, 17 touchdowns) para que Jared Goff lance más pases de los que desea McVay.

    Goff debe evitar errores costosos, que siempre se magnifican en Playoffs. En los últimos seis juegos de la campaña, tuvo ocho fumbles y lanzó seis intercepciones en los cinco más recientes.

    Los Cowboys pueden mantener en la banca a ese poderoso ataque si controlan el tiempo de posesión y para ello habrá que darle al menos 25 veces el balón a Ezekiel Elliott, líder corredor en la temporada regular y que se despachó con 137 yardas y un touchdown en el triunfo de la semana pasada sobre Seattle en el Wild Card.

    Dallas necesita ser efectivo en la zona roja, algo en lo que ha sufrido toda la campaña. Y quizá para ello los Cowboys nuevamente necesiten de Dak Prescott y su habilidad como corredor para no conformarse con goles de campo.

    La línea ofensiva de Dallas tendrá las manos llenas con Aaron Donald, el tackle defensivo de los Rams que terminó con 20.5 capturas y 41 golpes a los quarterbacks. Donald enfrentará al guardia novato Connor Williams, quien seguramente necesitará ayuda del centro Joe Looney.

    La defensa de Dallas se ha comportado a la altura, pero el ataque angelino es de élite y si dan un par de golpes rápidos, difícilmente Prescott podrá remontar. Pick: Rams 28-23 Cowboys

    LOS ANGELES CHARGERS EN NEW ENGLAND (-4)

    Tom Brady no sabe lo que es perder ante Philip Rivers: tiene récord de 7-0 ante el veterano quarterback de los Chargers; 4-0 en Foxborough y 2-0 en Playoffs, incluida un Campeonato de la AFC en 2007.

    Rivers tiene una octava oportunidad el domingo, con uno de los mejores equipos que ha tenido desde que inició su carrera en la NFL, hace 14 años.

    Para dar la sorpresa en Foxborough, los Chargers necesitan un buen juego de Melvin Gordon. Aunque la defensiva contra la carrera de los Patriots mejoró al final de la campaña, permitió en promedio 115.3 yardas en los últimos seis juegos del calendario, incluidas 189 y 158 en las derrotas ante Miami y Pittsburgh, respectivamente.

    Cuando Rivers vaya al aire, los duelos a seguir son los que protagonicen los cornerbacks Stephon Gilmore, Jason McCourty y el novato J.C. Jackson contra Keenan Allen y Mike Williams.

    Brady sufrió 11 intercepciones, lo más alto desde 2013, y la rápida defensiva de los Chargers podría causarle problemas a “TB12”. Los Ángeles capturó siete veces a Lamar Jackson, le interceptó una vez y recuperó dos fumbles en el Wild Card de la semana pasada.

    La línea ofensiva de los Patriots debe contener a los ends Joey Bosa y Melvin Ingram.

    Para restarle presión a Brady, New England necesita correr el balón y eso significa que el novato Sony Michel podría tener un rol fundamental en este juego.

    New England ha ganado los cuatro más recientes en esta rivalidad y los Patriots tienen récord de 11-1 en casa en Juegos Divisionales desde que Bill Belichick llegó al equipo. Pero Brady finalmente parece haber sido alcanzado por la edad y la defensiva del coach Anthony Lynn está lista para ganar en Foxborough. Pick: Chargers 27-24 Patriots

    PHILADELPHIA EN NEW ORLEANS (-8)

    Hace nueve semanas, los Saints destruyeron a los campeones en New Orleans al son de 48-7, cuando Drew Brees pasó para 363 yardas y cuatro touchdowns; Mark Ingram corrió para 103 yardas y otro par de anotaciones, y la defensiva interceptó y capturó tres veces a Carson Wentz.

    ¿Otra paliza en el Superdome? Lo dudo. Mucho.

    Es cierto que los Eagles están en la Ronda Divisional gracias a que Treyvon Hester desvió un intento de gol de campo de Cody Parker al final del partido en Chicago, la semana pasada. Pero el equipo del coach Doug Pederson nuevamente elevó su nivel en el momento indicado, curiosamente cuando Nick Foles reemplazó a Wentz (espalda).

    Philadelphia va a tener que hacer muchas cosas diferentes a lo que hizo en la Semana 11. Particularmente a la defensa. Los Saints tienen de regreso al receptor Ted Ginn Jr., quien pasó la mayor parte de la campaña en la reserva de lesionados. Ahora se convierte en una opción más para Brees, además del All-Pro Michael Thomas, el novato Tre’Quan Smith (157 yardas, un touchdown en la Semana 11) y Keith Kirkwood.

    Los backs defensivos de Eagles ─Malcolm Jenkins, Avonte Maddox y Rasul Douglas─ tendrán mucha presión el domingo.

    Foles fue capturado sólo una vez en Chicago, pero lanzó dos intercepciones. La defensiva de New Orleans cuenta con los ends Cameron Jordan y Marcus Davenport, el tackle Sheldon Rankins y el linebacker Demario Davis para presionar al inexpresivo quarterback de Philadelphia.

    New Orleans fue el mejor equipo de la NFL desde la pole position. Foles y los campeones darán más pelea de lo que muchos esperan, pero no habrá sorpresa en el Superdome. Pick: Saints 31-24 Eagles

    LA APUESTA DE PIRRÓN

    UNDER de 57 en el Colts vs. Chiefs

    OVER de 51 en el Saints vs. Eagles

    Chargers +4

    Wild Card: 1-3

    Playoffs: 1-3

    En la campaña: 171-89

    Carrera de picks: DeTocho: 209-85 / Pirrón: 202-92

    Llegó la hora: Pronósticos para la ronda divisional de la NFL

    Llegó la hora: Pronósticos para la ronda divisional de la NFL


    Herbert Spencer y Charles Darwin murieron sin saber que eran los playoffs de la NFL. Y sin embargo, pudieron definirlos a la perfección: La supervivencia del más apto. El ciclo de la vida y la postemporada no son muy distintos. Hay cazadores, hay...

    Herbert Spencer y Charles Darwin murieron sin saber que eran los playoffs de la NFL. Y sin embargo, pudieron definirlos a la perfección: La supervivencia del más apto.

    El ciclo de la vida y la postemporada no son muy distintos. Hay cazadores, hay presas y hay cazadores que rápidamente se convierten en presas. El viejo, el enfermo y el inexperto se rezagan. El más rápido, el más fuerte y el más astuto sobreviven para repetir este ciclo las veces que sean necesarias.

    La semana pasada cuatro equipos se convirtieron en carroña y este fin de semana otros cuatro correrán la misma suerte, reduciéndose la manada por la mitad semanalmente hasta que conozcamos al súper depredador por excelencia. Al más apto.

    La misión no es sencilla. En este ciclo de la vida el cazador rápidamente puede convertirse en presa y los ocho sobrevivientes cuentan con argumentos necesarios para ser el último en mantenerse de pie cuando todo haya sido escrito.

    Dejen a un lado sus colores por un momento, aunque sea por un minuto, y no es difícil armar un caso para cualquiera de los ocho equipos. Incluso para el que tiene a Jason Garrett como entrenador, el que tiene al quarterback suplente en los controles, el del pasador de 40 años, el que cortó a su running back de Pro Bowl. Todos tienen la misma oportunidad.

    El que la tiene un poco más complicada es Iván Pirrón, que se rezaga en la carrera de picks. Es hora de matar, de una vez por todas, cualquier esperanza que albergue. Aquí los pronósticos para la ronda divisional.

    Colts en Kansas City (-5.5)

    Se pueden presentar un montón de argumentos para pensar en que los Colts pueden dar la sorpresa el sábado en Arrowhead. Su endemoniado cierre de temporada, una defensiva capaz rápida y ágil capaz de “contener” a Mahomes, un Andrew Luck capaz de bailar con cualquier ofensiva de la liga.

    De la misma manera hay muchos argumentos para pensar en una despedida de Kansas City a las primeras de cambio. Andy Reid tiene 13 derrotas en 24 juegos de playoffs y un solo triunfo desde 2009. Cerraron con dos derrotas en sus últimos tres juegos y su marca contra equipos que clasificaron a playoffs fue apenas de 2-4.

    Está claro, ninguno de estos dos equipos es el mismo que empezó la temporada, para bien o para mal y, de alguna u otra forma, la presión está sobre Kansas City.

    Los Colts llegan con una clara ventaja en la defensiva al ser la 10ma mejor de toda la liga. Pero nada que Kansas City no haya visto antes, en la temporada se enfrentó cinco veces a equipos que finalizaron en el Top 10 y terminó con foja de 3-2 con un promedio de 32.6 puntos anotados.

    Tenemos un número. Si los Colts pretenden ganar tendrían, en teoría, aspirar a 33 puntos, cifra que alcanzar cinco veces en el año, tres veces fuera de casa. Esa cifra pierde un poco de impacto al revelar la oposición: Jets, Raiders y Titans.

    En total, los Colts promediaron apenas 24.2 puntos como visitantes y la idea convencional es que la defensiva de los Chiefs tiene un sinfín de deficiencias. Pero saben cuántas veces permitieron más de 30 puntos en casa? Exactamente. Cero.

    La confianza está del lado de los Colts. El talento está del lado de lo Chiefs. A veces es lo único que se necesita. Chiefs 34-28 Colts.

    Cowboys en Los Angeles (-7)

    Hay algo en estos Rams que genera desconfianza. Tal vez sean las similitudes con el equipo del año pasado, el flojo cierre de temporada de Jared Goff o el hecho de que no los hemos visto jugar con Todd Gurley al 100 por ciento en casi un mes.

    Tal vez sea una maldita combinación de todo lo anterior.

    La realidad es que de todos los rivales que le podían tocar a Dallas, les llegó uno que les acomoda muy bien.

    Para Dallas, viajar a Los Angeles es visitar su segunda casa, a unos cuántos kilómetros de su sede de pretemporada en Oxnard, por lo que la “localía” no es un enorme factor, mucho menos en el Coliseo. Además hay algo en la defensiva de los Rams, la número 23 contra la carrera, que invita a una fuerte dosis de Zeke.

    La fortaleza de los Rams está en la presión interna contra el pase ─cortesía de Mr. Aaron Donald─ y los Cowboys sufren particularmente en ese tipo de protecciones, pero el riesgo se minimiza si Dak tiene que ir al aire 30 veces o menos. Eso solo es posible comprometiéndose al ataque terrestre y que la defensiva haga el trabajo.

    No hemos visto a los Rams a máxima capacidad desde aquella edición de Madden en vivo ante los Chiefs. Desde entonces Goff se enfermó de “Blakebortlesitis” y Todd Gurley se lesionó, enseñándole al resto de la liga la fórmula para detener a la segunda mejor ofensiva de la liga. Poner el juego en el brazo de Goff.

    Los Cowboys pueden hacerlo. Su defensiva es la quinta mejor contra la carrera y promedió apenas 89 yardas terrestres en los últimos ocho juegos. Los Rams tuvieron menos de 90 yardas por tierra en tres ocasiones este año, con marca de 1-2.

    Me da miedo pensar en todas las similitudes entre este juego y el duelo en la ronda de comodines del año pasado, en el que los Rams y la ofensiva más prolífica de la NFL recibieron a la veloz defensiva de Atlanta. Se parecen hasta en el resultado. Cowboys 23-21 Rams.

    Chargers en New England (-4):

    Tom Brady y Bill Belichick han estado tantas veces en playoffs y acumulan tantos récords de postemporada, que hace que sea imposible apostar contra ellos basándose en simples números y estadísticas.

    Una cosa está clara, sin embargo. No es muy inteligente ir en contra de los Patriots cuando han tenido dos semanas de preparación y están en casa en playoffs.

    Pero nadie dijo que yo fuera inteligente.

    El domingo se esperan alrededor de 10 centímetros de nieve en Foxboro, lo que me recuerda un juego en ese mismo estadio hace 17 años ante un equipo de California sin casa fija, con un quarterback veterano, en un duelo de la ronda divisional. Un partido que dio inicio a la dinastía.

    ¿No sería irónico que la dinastía terminara en circunstancias similares?

    Puede ocurrir. Los juegos bajo los elementos se prestan para el ataque terrestre y los Chargers ya demostraron que son capaces de detenerlo. También demostraron que cuentan con una defensiva capaz de cubrir zonas cortas y rutas rápidas, la especialidad de los Patriots. El problema para Los Angeles será el mismo que para el resto de la NFL, detener a Rob Gronkowski.

    Los Chargers necesitan tomar ventaja temprano y obligar a los Patriots a jugar desde atrás. Solo así podrán utilizar el play-action a su favor y abrir las rutas largas para Mike Williams. El posible regreso del tight end Hunter Henry tampoco estorba. Lo más importante para los Bolts es mantenerse lejos de los errores, con marca de 2-5 cuando perdieron el balón en al menos dos ocasiones.

    Solo siete equipos en la era del Super Bowl han ganado nueve juegos fuera de casa, los Bolts son el octavo. Todos ellos culminaron la temporada con el Lombardi en sus manos. PICK: Chargers 24-22 Patriots.

    Eagles en New Orleans (-8):

    Desde que se conocieron los cruces para la ronda divisional, este era el juego que más conflicto me causaba. El aura, el corazón y la fortuna de los campeones en contra del equipo más potente y balanceado, un conjunto destinado a cosas grandes.

    Cuatro días después, el encuentro no ha perdido un ápice de mística. Sigue siendo sumamente atractivo, aunque los números digan otra cosa. Para Nick Foles los números y las adversidades son solo gasolina.

    Los Eagles ganaron cinco de sus últimos seis juegos desde que los Saints les propinaron una aleccionadora derrota de 48-7 que parecía tenerlos en la lona. Pero hay un motivo por el que Rocky es de Philadelphia, siempre se levantan de la lona.

    Desde entonces, los Eagles permitieron 19 puntos en promedio en la temporada regular ─incluyendo triunfos sobre ataques de la talla de Rams y Texans─ y fueron a derrotar 16-15 a Chicago a domicilio. No se les puede dar por muertos.

    Pero los Saints están hechos de otro material. Promediaron 34 puntos en casa, 37 si no se cuenta la semana 17 con Teddy Bridgewater como titular. Tienen a la segunda mejor defensiva contra la carrera y fueron quintos en sacks.

    Más importante aún, tienen el tiempo en contra. Todos en el equipo le quieren dar un segundo anillo a Drew Brees y están conscientes que oportunidades como estas no se presentan todos los días.

    Y después de que Sean Payton llegó en la semana al vestidor con el Lombardi y 250 mil dólares en efectivo (el premio de campeón para cada jugador) y le preguntó al equipo: “¿Quieren esto? Ganen tres malditos juegos”, no me queda la menor duda de quién va a ganar. Y cómodo. PICK: Saints 34-23 Eagles.

    La apuesta de DeTocho:

    Colts-Chiefs: OVER de 57

    Chargers +4

    Saints -8

    Ronda de Comodines: 4-0

    Playoffs 4-0

    Temporada regular: 170-85

    Total: 174-85

    Carrera de Picks: DeTocho: 209-85 Iván: 202-92

    Jugadores de la NFL muestran apoyo a Colin Kaepernick

    Jugadores de la NFL muestran apoyo a Colin Kaepernick


    El tema "Colin Kaerpernick" es uno de los más sensibles que se puede tocar dentro de la NFL. Las protestas realizadas por el ex pasador de los 49ers en contra de la discriminación racial y violencia policíaca desencadenaron una serie de conflictos al...

    El tema "Colin Kaerpernick" es uno de los más sensibles que se puede tocar dentro de la NFL. Las protestas realizadas por el ex pasador de los 49ers en contra de la discriminación racial y violencia policíaca desencadenaron una serie de conflictos al interior de la liga que incluso llevaron a que los televidentes se alejaran de la pantallas para ver football.

    Las acciones realizadas por Kaepernick tuvieron un final funesto para su carrera; después de la temporada de 2016, el pasador se quedó sin trabajo. A pesar de que ha sido vinculado a varias franquicias a lo largo de dos años, ninguna organización se ha atrevido a desafiar el veto implícito puesto por Roger Goodell.

    Y este jueves, se añadió un nuevo capítulo a la novela entre 'Kaep' y la NFL. El sitio web The Athletic realizó una encuesta a un total de 85 jugadores defensivos de 25 franquicias distintas para saber si creían que el quarterback de 31 años debería estar en un equipo de la liga.

    Los resultados fueron avasalladores. De la población consultado, solo dos jugadores contestaron que no y otro par más decidió no emitir su comentario. Es decir, que 81 compañeros de profesión de Kaepernick ─el 95 por ciento─ contestaron que debería seguir jugando football.

    Además, a los entrevistados se les inquirió sobre el mariscal de campo que debería ser remplazado con Colin Kaepernick. El consenso también fue generalizado: el 20 por ciento eligió a Blake Bortles, de los Jaguars, y otro 18 más se decantó por Jameis Winston, de los Bucs.

    En el carrusel de nombres que dieron los defensivos inclusive se mencionó a Eli Manning. Adicionalmente, hubo quien mencionó que Colin tiene la capacidad de remplazar al 25 por ciento de los pasadores de la liga, lo que se traduce en ocho quarterback titulares.

    Adam Gase cambia de equipo, pero no de división

    Adam Gase cambia de equipo, pero no de división


    Después de vencer a los Patriots en la Semana 14 de la temporada, parecía que los Dolphins tenían posibilidades reales de regresar a los playoffs después de un año de ausencia. No obstante derrotas ante Jaguars, Vikings y Bills los mandaron a casa...

    Después de vencer a los Patriots en la Semana 14 de la temporada, parecía que los Dolphins tenían posibilidades reales de regresar a los playoffs después de un año de ausencia. No obstante derrotas ante Jaguars, Vikings y Bills los mandaron a casa pronto.

    Al final de la campaña, Miami terminó con marca de 7-9 y esto terminó por colmar la paciencia de Stephen Ross, quien decidió acabar con la relación laboral que sostenían con Adam Gase después de tres años de vinculación y un récord general de 23-25.

    Por otra parte, los Jets quedaron acéfalos al término de esta temporada después de que Todd Bowles dejará el cargo de head coach. En cinco años en el MetLife Stadium, Bowles nunca clasificó a New York a los playoffs ─a pesar de un 10-6 en 2015 que no les alcanzó para jugar football en enero─ y finalizó con un récord de 24-40.

    Y en un movimiento inesperado por parte de Mike Maccagnan, gerente general de los Jets, Adam Gase se ha convertido en el nuevo entrenador en jefe de la franquicia de la 'Gran Manzana'. Los términos del contrato aún no han sido revelados.

    Gase le ganó la partida a Kliff Kingsbury ─quien fue nombrado este martes como entrenador de los Cardinals─, Mike McCarthy ─quien se rumora podría tomarse un año libre─, el ex coach de los Lions, Jim Caldwell, y el entrenador de la Universidad de Baylor, Matt Rhule.

    Gase se ha desempeñado durante su paso por la NFL en puestos muy relacionados con el desarrollo de los quarterbacks. Lo anterior habría sido un motivo que incluso convenció a Sam Darnold, pasador novato de la franquicia.

    Con este anuncio, solo los Bengals y Dolphins mantienen la designación de su nuevo head coach sin develar.

    Kyler Murray deberá elegir: emparrillados o diamantes

    Kyler Murray deberá elegir: emparrillados o diamantes


    Bo Jackson y Deion Sanders son dos de los más grandes talentos que pudieron disputar duelos de dos de las ligas más importantes de Estados Unidos: la MLB y la NFL. Y podría parecer que Kyler Murray se podría unir a estos míticos jugadores en esa...

    Bo Jackson y Deion Sanders son dos de los más grandes talentos que pudieron disputar duelos de dos de las ligas más importantes de Estados Unidos: la MLB y la NFL. Y podría parecer que Kyler Murray se podría unir a estos míticos jugadores en esa lista.

    Sin embargo, parece que las intenciones del quarterback y outfielder por jugar en ambas organizaciones podrían venirse abajo muy rápido. Este jueves el diario San Francisco Chronicle informó que fuentes cercanas al jugador han declarado que el ganador del Trofeo Heisman no podría tener una carrera compartida.

    El principal motivo de esto es la posición que desempeña como jugador de fooball. El hecho de que llegara a la NFL como quarterback complicaría mucho su carrera como beisbolista pues esta se interpondría con el aprendizaje del esquema ofensivo del equipo que lo seleccionara.

    Y el reloj es el peor enemigo para el deportista de 21 años en este momento. Murray tiene hasta el próximo domingo para declarar si está dispuesto a entrar al proceso del Draft de la NFL.

    Kyler Murray ya ha sido seleccionado por los Oakland Athletics en el Draft de la MLB en junio de 2018 como el noveno pick general del evento y se le ofreció un contrato de 4.66 millones de dólares. Parte del convenio indica que el joven tendría que presentarse al Spring Training de los californianos este año y podría regresar a Oklahoma para un año más de universidad.

    No obstante, en caso de presentarse con los A's, su presencia en el Combine de la NFL estaría en duda, lo que podría hacer que sus bonos como pasador cayeran drásticamente. Finalmente, la estatura de Murray ─1.78 metros─ es baja para el promedio de la liga, que ronda los 1.91 metros.

    Winston se convierte en el mayor reto de Bruce Arians

    Winston se convierte en el mayor reto de Bruce Arians


    Bruce Arians ha dedicado un cuarto de siglo a transmitir sus conocimientos ofensivos en la NFL. Tiempo suficiente para hacerse de una reputación como “encantador de quarterbacks”. Después de que el martes llegó a un acuerdo para tomar las riendas...

    Bruce Arians ha dedicado un cuarto de siglo a transmitir sus conocimientos ofensivos en la NFL. Tiempo suficiente para hacerse de una reputación como “encantador de quarterbacks”.

    Después de que el martes llegó a un acuerdo para tomar las riendas de los Tampa Bay Buccaneers y salir de un “retiro de un año”, Arians enfrentaría el que tal vez sea el reto más grande a su reputación en 25 años: Transformar la carrera de Jameis Winston.

    La reputación de Arians no es obra de la casualidad. Algunas de las más grandes figuras en la posición durante las últimas dos décadas ─Peyton Manning, Ben Roethlisberger, Andew Luck─ alcanzaron el siguiente nivel bajo su tutela. Lograr lo mismo con el talentoso pero polémico Winston sería la cereza en el pastel.

    Winston llegó como primera selección global en 2015 con la etiqueta de salvador de una franquicia que no había ganado un juego de playoffs en 12 años. No tardó mucho en justificar la inversión y la esperanza. Rebasó las 4,000 yardas en sus dos primeros años y en su segunda temporada le dio a los Bucs apenas su primer récord ganador desde 2010. Pero todo ha ido en picada desde entonces.

    El número de yardas y touchdowns han ido consistentemente a la baja en los últimos tres años y en 2018 incluso perdió brevemente la titularidad. Con la baja de reducción también llegó la pérdida de confianza y por momentos de la campaña anterior se le vio dubitativo en pasar en ventanas chicas y tomándose mucho tiempo para jalar del gatillo.

    Arians tendrá que revertir esa tendencia y demostrar que Winston puede ser el quarterback que los Bucs vieron en 2015. No será fácil. Con Manning (1998), Roethlisberger (2004) y con Luck (2012) empezó a trabajar desde el primer año de los quarterbacks en la liga. En cambio, Winston está en su tercera temporada, con una reputación de conflictivo, antecedentes disciplinarios y una confianza mancillada.

    Arians cree que el viejo Winston está ahí.

    “Jaboo era una leyenda en Alabama. Será divertido entrenarlo, sin duda alguna. Es un ganador y un gran líder y, obviamente, un estupendo quarterback”, dijo Arians en su presentación.

    Obviamente, sus palabras están cargadas de optimismo y diplomacia. Pero si puede convertir a Winston en el quarterback que acaba de describir, su misión estará completa, su reputación salvada y su lugar en la historia asegurado.

    Brandon Mebane jugará frente a Patriots pese a tragedia

    Brandon Mebane jugará frente a Patriots pese a tragedia


    El fallecimiento de un hijo es un acontecimiento triste y muy lamentable para cualquier persona. Sin embargo, esto también puede representar un motivo para salir adelante. Tal es el caso del defensive tackle Brandon Mebane. El jugador de los Chargers,...

    El fallecimiento de un hijo es un acontecimiento triste y muy lamentable para cualquier persona. Sin embargo, esto también puede representar un motivo para salir adelante. Tal es el caso del defensive tackle Brandon Mebane.

    El jugador de los Chargers, anunció que el pasado jueves sufrió la pérdida de su pequeña hija en Omaha, Nebraska. A pesar de la tragedia, informó que estará presente para el duelo de la Ronda Divisional, donde los 'Bolts' visiten el Gillette Stadium, después de perderse el juego por el Wild Card ante los Ravens.

    La pequeña nació prematuramente en noviembre con afecciones cardíacas y después de dos meses de batalla en un hospital de la ciudad de Nebraska, falleció.

    La reincorporación del defensivo a los Chargers podría resultar positivo para los pupilos de Anthony Lynn pues tendrían la posibilidad de encontrar en la triste historia de su compañero un motivo para inspirarse y salir a dar todo en Foxborough, una de las aduanas más complicadas de toda la NFL durante enero.

    Freddie Kitchens es ascendido en Cleveland; ahora es el HC

    Freddie Kitchens es ascendido en Cleveland; ahora es el HC


    Parece que finalmente los Browns han enderezado el camino. Después de una desastrosa gestión por parte de Hue Jackson ─que se traduce en un récord de 3-36-1 en tres años─, llegó el interinato del ex coordinador defensivo, Gregg Williams, con...

    Parece que finalmente los Browns han enderezado el camino. Después de una desastrosa gestión por parte de Hue Jackson ─que se traduce en un récord de 3-36-1 en tres años─, llegó el interinato del ex coordinador defensivo, Gregg Williams, con quien tuvieron marca de 5 victorias y tres derrotas.

    Con la restructuración que sufrió Cleveland tras la salida de Jackson, que estuvo acompañado del coordinador ofensivo Todd Haley, Freddie Kitchens tuvo una promoción de coach de running backs a OC.

    Con el nuevo cargo asumido, Kitchens se encargó de consolidar a Baker Mayfield y Nick Chubb como quarterback y running back titulares, respectivamente. En los ocho juegos que el coordinador de 44 años dirigió la ofensiva, Mayfield registró 2,254 yardas, 19 pases de anotación y solo fue capturado en cinco ocasiones.

    El gran trabajo que tuvo Freddie Kitchens dentro de la organización le ganó la confianza de Jimmy Haslam, quien decidió mantener el proyecto del coordinador vivo y darle su primera oportunidad dentro de la NFL como head coach. Lo anterior a pesar de la falta de experiencia del ex RB coach como entrenador en jefe y ganándole la partida al otro candidato, el coordinador ofensivo de los Vikings, Kevin Stefanski.

    Aunque aún habrán más contrataciones en los Browns. Ante la designación de Kitchens como head coach, el entrenador interino Williams ha abandonado la organización, aunado al puesto vacante en la coordinación ofensiva.

    Lo que hay que saber sobre los nuevos técnicos de la NFL

    Lo que hay que saber sobre los nuevos técnicos de la NFL


    Esta semana en el Podcast ZonaRoja NFL estamos desbocados. Y teníamos mucho que contar sobre los fichajes de entrenadores que se han producido en los últimos días, e incluso horas. Por eso, en vez de escribir grandes parrafadas sobre cada uno de...

    Esta semana en el Podcast ZonaRoja NFL estamos desbocados. Y teníamos mucho que contar sobre los fichajes de entrenadores que se han producido en los últimos días, e incluso horas. Por eso, en vez de escribir grandes parrafadas sobre cada uno de ellos, Fernando Kallás y Mariano Tovar han decidido juntarse en una edición especial de nuestro programa para analizar a fondo cada uno de los fichajes, su árbol genealógico, cuáles son sus virtudes y defectos, cómo puede ser su impacto en el equipo y todas las interioridades que hay que saber de cada uno de ellos.

    Antes de que empieces a escuchar nuestro programa de unos 50 minutos, te ponemos en antecedentes:

    YA TIENEN ENTRENADOR

    Cleveland Browns: Freddie Kitchens

    Su coordinador ofensivo de la segunda mitad de la temporada es ascendido al puesto de entrenador principal y Gregg Williams no seguirá ni como coordinador defensivo. Aún no se sabe el nombre de los dos nuevos coordinadores.

    Denver Broncos: Vic Fangio

    El mítico coordinador defensivo se unirá a Gary Kubiak, que será el coordinador ofensivo, para crear un dragón con dos cabezas en el que tanto monta, monta tanto, uno como otro, y los Broncos apuestan por veteranía a contracorriente.

    Green Bay Packers: Matt LaFleur

    La escuela de Shanahan empieza a tomar la NFL con un entrenador con el mismo perfil que el head coach de los 49ers o que McVay pero que aún tiene todo por demostrar.

    Arizona Cardinals: Kliff Kingsbury

    Una mente ofensiva privilegiada que tal vez sea perfecto para formar a Josh Rosen, pero que en TexansTech no fue capaz de ganar partidos ni con Mahomes.

    Tampa Bay Buccaneers: Bruce Arians

    El veterano entrenador tiene el perfil perfecto para devolverle el alma a unos Bucs con muy buen aplantilla pero sin norte. Y además llega con Todd Bowles como coordinador defensivo para reeditar una pareja mítica.

    TODAVÍA NO TIENE ENTRENADOR

    New York Jets: Mike McCarthy

    Parece que el ex de los Packers tiene pie y medio dentro del equipo verde de Nueva York en un fichaje que puede no ser muy sexy, pero que sí puede ser muy bueno para una franquicia que necesita estabilidad en un nuevo proyecto.

    Cincinnati Bengals:

    Se escuchan muchos nombres y parece que el elegido puede salir de alguno de los coordinadores de equipos que siguen vivos en playoffs.

    Miami Dolphins:

    Otro equipo que parece pendiente de los coordinadores que siguen en competición.

    COORDINADORES CONFIRMADOS

    Atlanta Falcons: Dirk Koetter pasa de ser entrenador principal de Tampa a coordinador ofensivo de los Falcons, que se libraron de Sarkisian.

    Tampa Bay Buccaneers: Arians no solo ha confirmado a Bowles como coordinador defensivo. Byron Leftwich será su coordinador ofensivo.

    New England Patriots: los Pats acallaron todos los rumores renovando a Josh McDaniels.

    Minnesota Vikings: después de entrevistarse con varios equipos para el puesto de entrenador principal, Kevin Stefanski ha vuelto al redil y ha sido confirmado como coordinador ofensivo de Minnesota.

    Dicho lo cual… ¡A escuchar el programa!

    No te olvides de dejar tu comentario y reseña en nuestra página de iTunes!

    ¡El podcast Zona Roja ya está disponible también en Spotify!

    Para escuchar y suscribirse en Spotify pinche aquí.

    Para escuchar y suscribirse en iTunes pinche aquí.

    Para escuchar y suscribirse en Stitcher pinche aquí.

    Para escuchar y suscribirse en TuneIn pinche aquí.

    Para escuchar y suscribirse en iVoox pinche aquí.

    Para escuchar y suscribirse en Podbean pinche aquí.

    ¡Comenta en nuestro Twitter @NFL_AS usando #ZonaRojanfl y entre en la fanpagedel podcast en Facebook!

     

    Vic Fangio abandonará a los Bears y llegará a Denver

    Vic Fangio abandonará a los Bears y llegará a Denver


    Los Bears están muy cerca de recibir un segundo golpe fulminante en menos de una semana. Primero quedaron eliminados por los Eagles en el juego por el Wild Card y ahora verán la partida de su coordinador defensivo, Vic Fangio. De acuerdo con Ian...

    Los Bears están muy cerca de recibir un segundo golpe fulminante en menos de una semana. Primero quedaron eliminados por los Eagles en el juego por el Wild Card y ahora verán la partida de su coordinador defensivo, Vic Fangio.

    De acuerdo con Ian Rapoport, insider de NFL Network, los Broncos han convencido a Fangio de abandonar 'Windy City" y de convertirse en el nuevo head coach de la franquicia. El entrenador de 60 años estaría por los próximos cuatro años en el Broncos Stadium, con la posibilidad de una quinta temporada opcional.

    La llegada del otrora defensive coordinator de los Colts, Texans y 49ers a Colorado puede representar el resurgimiento de la defensiva de los Broncos, unidad que durante la obtención del título del Super Bowl 50 fue el alma del equipo, cuando Wade Phillips era el DC.

    Durante su gestión en Chicago, Fangio mejoró considerablemente la defensa del equipo. En su primer año en Soldier Field, la unidad terminó en el puesto número 19; un año después ocupó el lugar 18. No obstante, para 2017 la defensiva dio un salto de calidad al ser la décima mejor de la NFL y la temporada recién terminada consiguió tener el defensa número 3 y la más anotadora de la liga.

    Pronósticos divisionales de la quiniela NFL 2018 del Diario AS

    Pronósticos divisionales de la quiniela NFL 2018 del Diario AS


    Que nadie crea que el pick’em de AS en nfl.com ha terminado ya. Ni mucho menos. Más bien todo lo contrario. Las espadas están en todo lo alto y, como ya sucedió hace doce meses, el ganador final se decidirá en los playoffs, y quizá en la Super...

    Que nadie crea que el pick’em de AS en nfl.com ha terminado ya. Ni mucho menos. Más bien todo lo contrario. Las espadas están en todo lo alto y, como ya sucedió hace doce meses, el ganador final se decidirá en los playoffs, y quizá en la Super Bowl. Para empezar, solo ocho de los más de mil jugadores que tiene nuestra quiniela acertaron los cuatro resultados de la ronda de Wild Card, y ninguno de ellos aspira a la victoria final.

    El actual líder es ‘daovir’, seguido a un acierto por ‘igar73’, a dos por ‘Nokeo’ y a tres por ‘adria23’. A cuatro aciertos están ‘favilaroces’, ‘Serpox’ y ‘caco78’, que todavía tienen opciones, pero dependen de la cabeza ahora que solo hay pendientes siete partidos.

    También ha llegado el momento de que os cuente cómo terminó nuestro fantasy survivor en nfl.com De los 921 participantes que empezaron el año no ha habido nadie que haya conseguido sobrevivir sin errores. Sin embargo, el formato que elegimos no eliminaba a los participantes hasta los tres fallos. Ha habido tres jugadores con un solo fallo: ‘kenny4824’, bengalfan114’ y ‘azkar221’ que acabaron en ese orden por la dificultad de sus pronósticos. Solo hubo otros 21 jugadores que se mantuvieron en el juego hasta el final con dos fallos. Como sucede cada temporada, el ‘survivor’ parece sencillo, pero es complicado no ya llegar hasta el final, sino aguantar hasta mitad de temporada. Yo caí eliminado en la semana 10 con la derrota de New England contra los Titans.

    Para la batalla por la victoria final en el pick’em serán decisivos los partidos de este fin de semana. Una ronda divisional que, como siempre, augura ofrecernos los mejores choques de la temporada. Esta vez, aunque en los cuatro partidos hay un favorito, los ocho clasificados llegan con opciones y hay argumentos para apostar por la sorpresa. Lo único claro es que, a estas alturas, el único jugador del pick’em que puede permitirse el lujo de no arriesgar es el que va líder.

    Y ahora, mis pronósticos.

    COLTS ganan a Chiefs en Kansas City. Sábado, 22:35 CET

    Sí, lo sé, soy un insensato, pero no solo creo que los Colts son capaces de imponerse a los Chiefs en una batalla galáctica de misiles continentales, también creo que los de Indianápolis serán los representantes de la conferencia Americana en el gran partido de Atlanta.

    RAMS ganan a Cowboys en Los Angeles. Domingo, 2:15 CET

    Si tenemos en cuenta que los Rams perdieron con los Bears en la semana 14 en un duelo 15-6 de baja anotación, los de Los Angeles deberían poner las barbas a remojar, pero aquel partido fue en Chicago, la línea ofensiva de los de McVay no es de las que se amedrentan y su front seven es de los que meten pero que mucho miedo. Eso sí, los Cowboys llegan dispuestos a convertir el encuentro en una cuestión de casquería.

    CHARGERS ganan a Patriots en New England. Domingo, 19:05 CET

    Los Patriots no han perdido ni un solo partido en casa en toda la temporada y han jugado en Foxboro todo lo bien que no han sido capaces de hacerlo lejos de su estadio, pero Brady tiene menos armas y la defensa más incógnitas que nunca. Por eso me atrevo a hacer esa insensatez a la que nunca hay que atreverse como todos hemos aprendido durante todos estos años: apostar en contra de Belichick en postemporada.

    SAINTS ganan a Eagles en Nueva Orleans. Domingo, 22:40 CET

    Si Foles es capaz de ganarle un duelo de pistoleros a Brees y la secundaria de Philadelphia de aguantar el chaparrón que se les viene encima, no solo los Eagles podrían dar un sorpresón mayúsculo, también habría que tomarse muy en serio la posibilidad de que repitan título.

    Semana 16: 12-4

    Semana 17: 13-3

    Semana anterior: 3-1

    Temporada: 164-96

    Tua Tagovailoa, en busca de replicar a Marcus Mariota

    Tua Tagovailoa, en busca de replicar a Marcus Mariota


    Cuando las personas piensan en Hawaii, lo que viene a su mente son las paradisíacas playas de Honolulu, el volcán Kilauea o mil cosas más antes de pensar en un productor de talento para el football. Sin embargo, hay dos nombres que ponen en alto el...

    Cuando las personas piensan en Hawaii, lo que viene a su mente son las paradisíacas playas de Honolulu, el volcán Kilauea o mil cosas más antes de pensar en un productor de talento para el football.

    Sin embargo, hay dos nombres que ponen en alto el nombre del archipiélago norteamericano: Los quarterbacks Marcus Mariota ─que se desempeña en la NFL con los Tennessee Titans─ y Tua Tagovailoa ─pasador de la universidad de Alabama.

    Los inicios de Tua

    Criado en una familia de origen samoano, el quarterback de 20 años demostró su talento para el deporte desde pequeño. A los ocho años llegó al campo de juego del Saint Louis School, comenzó a lanzar pases a la par de mariscales de secundaria y sorprendió a propios y extraños tras conectar un envío de 30 yardas con un wide receiver de mayor edad.

    Curiosamente, Tua Tagovailoa volvió a Saint Louis School unos años después, pero en esa ocasión fue para convertirse en el quarterback del colegio. Y vaya que lo hizo efectivamente pues Cal Lee, coach del equipo del colegio, declaró que "la habilidad natural [de Tua] es una de las mejores que he visto en más de 40 años como coach".

    La capacidad mostrada hizo que en 2014, el entonces coach de UCLA, Jim Mora, buscará asegurar que el quarterback de 1.85 metros y 95 kilogramos jugará para la universidad cuando llegará el momento. Al final, Tagovailoa se decantó por jugar para uno de los coaches más representativos de todo Estados Unidos, el mítico Nick Saban, en Alabama.

    Aunque Tua sabe que gran parte de lo que ha conseguido se debe, en gran parte, a lo que consiguió Marcus Mariota ─quien también se desempeñó en Saint Louis School durante su estancia en Hawaii─, primero para los Oregon Ducks y, posteriormente, para los Titans. "Él sentó las bases para mí y para todos en las islas", dijo Tagovailoa en 2015. Y ahora, él está abriendo paso para Taulia, su hermano menor, siga sus pasos en la 'Crimson Tide'.

    Un samoano en Alabama

    El 5 de febrero de 2016 fue uno de los días más importantes en la vida de Tua Tagovailoa tras anunciar que se uniría a la Universidad de Alabama.No obstante, el hawaiano tuvo que hacerse de un nombre dentro de uno de los programas más ganadores de la NCAA en los últimos años.

    Hay monarquías que se deben respetar. Tua arribó a 'Bama' para convertirse en el sustituto de Jallen Hurts, aunque su oportunidad llegó en el escenario más importante y no la desaprovechó.

    Tagovailoa sustituyó a Hurts en la segunda mitad del National Championship Game de 2018 y orquestó la remontada de Alabama. Al medio tiempo perdían por marcador de 13-0 ante los Georgia Bulldogs y al pitazo final el marcador indicaba 26-23 a favor de la Crimson Tide.

    Su actuación ese 8 de enero lo llevó a consolidarse como el quarterback titular para esta temporada. En su segundo año bajo las órdenes de Saban,registró 3,870 yardas, 41 pases de anotación ─récord en Alabama─ y cinco anotaciones más por la vía terrestre. Adicionalmente, quedó segundo en la votación por el Trofeo Heisman, detrás de Kyler Murray, quarterback de Oklahoma.

    Y este lunes, Tua podría seguir acrecentando su legado pues se medirá con los Clemson Tiger en el National Championship Game de 2019, en una reedición más del duelo más repetido en la historia de los playoffs de la historia.

    Desafortunadamente para todos los fans de la NFL, Tagovailoa se mantendrá en Alabama por al menos un año más. Así que todos tendrán que esperar a 2020 para conocer el destino del pasador hawaiano.

    Sarah Thomas debutará como referee en la postemporada

    Sarah Thomas debutará como referee en la postemporada


    Desafortunadamente, la NFL aún no ha abierto demasiado lugares para que las mujeres en puestos importantes. Apenas hasta esta década pudimos ver caras femeninas en posiciones muy cercanas al ovoide, como Kathryn Smith, quien fue la primer coach de...

    Desafortunadamente, la NFL aún no ha abierto demasiado lugares para que las mujeres en puestos importantes. Apenas hasta esta década pudimos ver caras femeninas en posiciones muy cercanas al ovoide, como Kathryn Smith, quien fue la primer coach de tiempo completo dentro de la NFL con los Bills o Kelsey Martínez, quien es entrenadora de acondicionamiento físico para los Raiders.

    Sin embargo, hay una personalidad que ha llegado a marcar un parteaguas dentro de la liga. Sarah Thomas debutó en 2015 como árbitro, en un duelo entre los Chiefs y Texans, y tres años de trabajo constante han rendido frutos, pues ahora su primera aparición en postemporada.

    Este hecho es histórico pues Thomas será la primera mujer en participar en un juego de playoffs como parte del grupo de referees que oficiarán el duelo divisional entre los Chargers y Patriots, que tendrán a Ron Torbert como árbitro principal.

    A pesar de que esta es su tercera temporada dentro de la NFL, Sarah Thomas tiene dos campañas desempeñándose en su actual pues ─down judge─ y ya había sido contemplada para estar presente en los playoffs: la visita de los Falcons a Los Angeles en el Wild Card de 2017.

    Uno de los cambios más significativos que ha realizado la NFL desde la llegada de Thomas a los emparrillados es la aparición de una nueva posición en las plantillas de referees. Antes de 2016, la posición ocupada por la referee era llamada head linesman y fue renombrada como down judge.

    No ignoren a las defensivas en esta postemporada

    No ignoren a las defensivas en esta postemporada


    Las defensivas 1 y 3 (Baltimore y Chicago, respectivamente) en la campaña regular fueron eliminadas a las primeras de cambio en el arranque de los Playoffs. Pero eso no quiere decir que los equipos que sobrevivieron a la ronda de Wild Card no lo hayan...

    Las defensivas 1 y 3 (Baltimore y Chicago, respectivamente) en la campaña regular fueron eliminadas a las primeras de cambio en el arranque de los Playoffs. Pero eso no quiere decir que los equipos que sobrevivieron a la ronda de Wild Card no lo hayan hecho gracias a sus defensas.

    Indianapolis, Dallas, Chargers y Philadelphia jugaron de manera sobresaliente de ese lado del balón en el primer round de la postemporada.

    Los Colts únicamente aceptaron siete puntos en su visita a Houston, capturaron en tres ocasiones a Deshaun Watson y sólo permitieron tres de 13 en conversiones en tercer down (23%).

    Para variar, el linebacker novato Darius Leonard es líder de la postemporada con 13 tacleadas.

    Por supuesto, el reto es mayor el sábado en Kansas City.

    Patrick Mahomes convirtió a los Chiefs es una fábrica de puntos. El chaval lanzó 50 pases de touchdown y el ataque de Kansas City fue el primero en cuanto a yardas (promedio de 425.6 por juego), puntos (35.5) y se convirtió en el primer equipo de la historia que anota al menos 26 puntos en los 16 juegos del calendario.

    Será interesante saber qué planea el coordinador defensivo Matt Eberflus para tratar de contener a Mahomes y a sus dos objetivos favoritos: el receptor Tyreek Hill y el tight end Travis Kelce. Hill suma 87 recepciones, 1,479 yardas y 12 touchdowns; Kelce terminó la campaña regular con 103 para 1,336 yardas y 10 anotaciones.

    La defensiva de los Cowboys no recibe el crédito que merece, pero en el triunfo sobre Seattle nuevamente demostró que está para cosas grandes. Dallas aceptó únicamente 73 yardas por tierra al equipo que fue líder en ataque terrestre en la campaña regular; sólo permitieron 11 primeros y 10 y en tercer down su porcentaje de 15.38% (2 de 13) es hasta ahora el mejor de los Playoffs.

    Y si los Colts tienen a Leonard, los Cowboys cuentan con el novato Leighton Vander Esch, quien terminó el juego contra Seahawks con 10 tacleadas.

    El ataque de los Rams pondrá a prueba a la defensa de Rod Marinelli. El equipo de Los Angeles fue segundo en yardas por juego (421.1), tercero en yardas por tierra (139.4), segundo en puntos (32.9) y quinto en porcentaje de efectividad en tercer down (45%).

    Además, Todd Gurley (1,251 yardas y 17 touchdowns en la campaña) estará de regreso tras sufrir una lesión en la rodilla al final de la campaña.

    Obviamente, el plan de Marinelli es frenar a Gurley y forzar al joven quarterback Jared Goff a que gane el partido.

    Los Chargers fueron el equipo más ingenioso en la ronda de Wild Card. Para evitar que Lamar Jackson les hiciera daño por la vía terrestre, el coordinador defensivo Gus Bradley usó safeties y otros backs defensivos en lugar de linebackers, y el novato únicamente generó 54 yardas por tierra. Aunque terminó con 194 yardas y dos touchdowns, en los tres primeros cuartos del juego sólo había completado tres pases para 26 yardas.

    Y seguramente veremos más de lo mismo este fin de semana en Foxborough. La campaña pasada los Chargers perdieron 21-13 ante los Patriots en la Semana 8. Tom Brady pasó para 333 yardas, pero los Patriots anotaron únicamente un touchdown, cuando “TB12” conectó en las diagonales un envío de dos yardas con Rob Gronkowski en la primera jugada del segundo cuarto.

    En ese juego, Bradley usó seis backs defensivos en 53 de las 82 jugadas ofensivas de los Patriots.

    Finalmente, los campeones Eagles tienen probablemente la misión más complicada de la Ronda Divisional: lidiar con los New Orleans Saints.

    En la Semana 11, la defensiva de Philadelphia no tuvo respuesta ante Drew Brees y compañía: el veterano quarterback completó 22 de 30 para 363 yardas y cuatro touchdowns; el novato Tre’Quan Smith tuvo su mejor partido de la temporada con 10 recepciones, 157 yardas y una anotación, y Mark Ingram encabezó el ataque terrestre con 103 yardas y dos touchdowns.

    La ofensiva de New Orleans generó 546 yardas, lo más alto en la campaña, incluidas 173 por tierra.

    Algo diferente tendrá que hacer el coordinador Jim Schwartz o de lo contrario Nick Foles tendrá que enredarse en un tiroteo con Brees.

    Y de esos duelos pocos salen bien librados.

    Podcast NFL ZonaRoja 169-170: Wild Card y Ronda Divisional

    Podcast NFL ZonaRoja 169-170: Wild Card y Ronda Divisional


    El podcast Zona Roja entra en los playoffs con dos programas esta semana. En el primero, Fernando Kallás y Mariano Tovar analizan las victorias de Colts, Cowboys, Chargers y Eagles en los partidos de Wild Card. Mariano ve a Indianapolis como el equipo...

    El podcast Zona Roja entra en los playoffs con dos programas esta semana. En el primero, Fernando Kallás y Mariano Tovar analizan las victorias de Colts, Cowboys, Chargers y Eagles en los partidos de Wild Card. Mariano ve a Indianapolis como el equipo más preparado y completo de la AFC ve "favorito" contra los Chiefs.

    En el segundo programa, Mariano se une a Rafa Cervera y Paco Virués para analizar a fondo lo sucedido en la final universitaria donde Clemson ganó por sorpresa y dando una paliza a Alabama, repasan el baile de entrenadores en la NFL, analizan lo sucedido en la Wild Card y dan pronósticos muy diferentes para la Ronda Divisional. y como siempre, cuentan las últimas novedades del español Arcega-Whiteside, cada vez más cerca en las quinielas de la primera ronda del draft.

    No te olvides de dejar tu comentario y reseña en nuestra página de iTunes!

    ¡El podcast Zona Roja ya está disponible también en Spotify!

    Para escuchar y suscribirse en Spotify pinche aquí.

    Para escuchar y suscribirse en iTunes pinche aquí.

    Para escuchar y suscribirse en Stitcher pinche aquí.

    Para escuchar y suscribirse en TuneIn pinche aquí.

    Para escuchar y suscribirse en iVoox pinche aquí.

    Para escuchar y suscribirse en Podbean pinche aquí.

    ¡Comenta en nuestro Twitter @NFL_AS usando #ZonaRojanfl y entre en la fanpage del podcast en Facebook!

    Bruce Arians, nuevo head coach de los Tampa Bay Buccaneers

    Bruce Arians, nuevo head coach de los Tampa Bay Buccaneers


    Bruce Arians se convertirá en el nuevo head coach de los Tampa Bay Buccaneers, tras salir un año del retiro tras su estadía en los Arizona Cardinals hasta el 2017. Arians, de 66 años, estaría firmando su contrato por cuatro años con opción a un...

    Bruce Arians se convertirá en el nuevo head coach de los Tampa Bay Buccaneers, tras salir un año del retiro tras su estadía en los Arizona Cardinals hasta el 2017.

    Arians, de 66 años, estaría firmando su contrato por cuatro años con opción a un quinto, y con ello buscaría comenzar la reestructura en una organización que sólo fue capaz de ganar cinco partidos en el 2018.

    Una de las primeras razones que tendrá que definir el nuevo head coach es buscar la estabilidad de una ofensiva que no ha podido mantener a un quarterback durante todo el año al tener que poner unas semanas a Jameis Winston y otras a Ryan Fitzpatrick.

    El nuevo head coach de los Buccaneers tendrá su tercera experiencia en la NFL, después de haber sido coordinador ofensivo con los Indianapolis Colts y entrenador en jefe de los Arizona Cardinals.

    El acuerdo completo estaría cerrado este miércoles.

     

    Vic Fangio y Mike Munchak, opciones de los Broncos

    Vic Fangio y Mike Munchak, opciones de los Broncos


    John Elway parece estar listo para contratar al nuevo coach de los Denver Broncos. El Presidente de Operaciones y gerente general del equipo ha reducido a dos el número de candidatos: Vic Fangio, coordinador defensivo de los Chicago Bears y Mike...

    John Elway parece estar listo para contratar al nuevo coach de los Denver Broncos. El Presidente de Operaciones y gerente general del equipo ha reducido a dos el número de candidatos: Vic Fangio, coordinador defensivo de los Chicago Bears y Mike Munchak, coach de línea ofensiva de los Pittsburgh Steelers, según el canal de televisión local 9News.

    Bajo el mando de Fangio, la defensiva de Chicago terminó como la tercera en cuanto a yardas permitidas por juego (299.7) en la campaña 2018. Además, los Bears fueron líderes de la liga en puntos permitidos (17.7), intercambios de balón (36), intercepciones (27) y terminaron terceros en capturas de quarterback (50).

    Fangio fue entrevistado la temporada pasada por los Bears para el puesto de head coach, puesto con el que finalmente se quedó Matt Nagy, quien retuvo a Fangio.

    Comenzó su carrera como coach en la NFL en 1984, con los New Orleans Saints. También pasó por los Carolina Panthers (1995-98), Indianapolis Colts (1999-2001), Houston Texans (2002-05), Baltimore Ravens (2006-09), San Francisco 49ers (2011-14) y llegó a Chicago en 2015.

    Munchak, un ex guardia de los Houston Oilers (1982-1993) que en 2001 fue entronizado al Salón de la Fama, inició su carrera como coach con los Oilers, luego Tennessee Titans, en 1994 y hasta 2013. Sus dos últimas campañas ahí fue como head coach y su récord fue de 22-26.

    Munchak llegó a los Steelers en 2014.

    Reportes de varios medios estadounidenses aseguran que Elway y los Broncos anunciarán su decisión este miércoles.

    Kliff Kingsbury, nuevo head coach de los Arizona Cardinals

    Kliff Kingsbury, nuevo head coach de los Arizona Cardinals


    Los Arizona Cardinals ya tendrían definido a su nuevo head coach para el 2019, en la persona de Kliff Kingsbury. El ex coordinador ofensivo de USC sería quien reemplace en el puesto a Steve Wilks como nuevo entrenador en jefe de la organización de los...

    Los Arizona Cardinals ya tendrían definido a su nuevo head coach para el 2019, en la persona de Kliff Kingsbury.

    El ex coordinador ofensivo de USC sería quien reemplace en el puesto a Steve Wilks como nuevo entrenador en jefe de la organización de los Cardinals.

    Será la primera experiencia que tenga al frente de un equipo en la NFL, pero dentro de su historial en la NCAA tiene la experiencia de haber trabajado con quarterbacks de la NFL como Patrick Mahomes.

    Por tal motivo, se espera que pueda desarrollar el talento de un quarterback como Josh Rosen que tiene poco tiempo en la NFL.

     

    Josh McDaniels renueva por un año con New England Patriots

    Josh McDaniels renueva por un año con New England Patriots


    La novela Josh McDaniels y New England ha llegado a un final feliz, donde al menos por un año más se mantendrá como coordinador ofensivo. McDaniels estaba en cartera de equipos como los Green Bay Packers y los Cleveland Browns, pero al final se...

    La novela Josh McDaniels y New England ha llegado a un final feliz, donde al menos por un año más se mantendrá como coordinador ofensivo.

    McDaniels estaba en cartera de equipos como los Green Bay Packers y los Cleveland Browns, pero al final se mantuvo con la escuadra de Massachssets.

    Una de las situaciones que se manejaron era que McDaniels tenía el interés de trabajar a lado del quarterback Aaron Rodgers en Green Bay.

    Sin embargo, los Packers decidieron darle la oportunidad al ex coordinador ofensivo de los Tennessee Titans, Matt LaFleur, quien quedó como el nuevo head coach en Green Bay.

    Josh McDaniels agradeció la oportunidad que le han dado los Patriots para seguir un año más, al menos, al frente de la ofensiva de Tom Brady, de quien se sabe que tiene intenciones de seguir jugando en la NFL para el 2019.

    Uno de los secretos detrás del mito de Nick Foles en playoffs

    Uno de los secretos detrás del mito de Nick Foles en playoffs


    Hazte a un lado Rocky. Philadelphia ahora le pertenece a Nick Foles. Después de su más reciente triunfo de postemporada ante los Bears, es difícil decidir cuál es el aspecto más envidiable en la vida del pasador de los Eagles. Con su actuación del...

    Hazte a un lado Rocky. Philadelphia ahora le pertenece a Nick Foles.

    Después de su más reciente triunfo de postemporada ante los Bears, es difícil decidir cuál es el aspecto más envidiable en la vida del pasador de los Eagles. Con su actuación del domingo, Foles no solo se compró otro partido como titular en lugar del “lesionado” Carson Wentz, sino que también se embolsó un millón de dólares en incentivos y posiblemente haya incrementado de manera proporcional su próximo contrato multianual en la agencia libre.

    Ese es el material con que se construyen las estrellas.

    Pero el mito de Foles va más allá. El quarterback suplente que ingresó de emergencia para ganar tres partidos de playoffs y el MVP del Super Bowl solo para regresar la siguiente temporada a la banca y repetir el truco. En el proceso, Foles escribió su nombre junto al de Joe Montana y John Elway.

    Así se construyen las leyendas.

    Montana y Elway se combinan para seis títulos, nueve apariciones en el Super Bowl, dos bustos en el Salón de la Fama y a grandes rasgos dos de los mejores quarterback en haber habitado esta galaxia. El domingo Foles se les unió como uno de tres pasadores en derrotar a la mejor defensiva de la NFL en postemporadas consecutivas, habiendo dado cuenta de los Vikings en la final de la NFC el año pasado.

    Damas y caballeros: Nicholas Edward Foles.

    Pero ni Elway ni Montana lo hicieron sin ayuda y Foles no va a ser la excepción. Por supuesto que los cinco pases de touchdown en esos dos compromisos ayudan. Pero son tan solo parte de la ecuación. El éxito de Foles es el éxito de un montón de piezas que trabajan en silencio detrás de las cámaras. Ninguna de ellas más importante que el monstruo de cinco cabezas responsable de protegerlo.

    Foles ganó sus tres juegos desde que asumió la titularidad e, incluyendo el duelo del domingo ante los Bears, los Eagles se enfrentaron a Aaron Donald, J.J. Watt y Khalil Mack, posiblemente los tres mejores cazadores de cabezas de toda la NFL. Entre los tres se combinaron para cero sacks y tres golpes al pasador.

    Para poner esa estadística en dimensión, Donald, Watt y Mack se combinaron para 49 sacks; Chicago, Rams y Houston se ubicaron entre los mejores 15 en derribos de quarterback de manera colectiva y lo mejor que pudieron hacer fue capturar a Foles en dos ocasiones (Zach Cunningham y Christian Covington se combinaron para una por los Texans y Leonard Floyd la otra por los Bears).

    Un quarterback sin presión es un quarterback con tiempo, y un quarterback con tiempo es un quarterback efectivo. El silogismo es sencillo y los números de Foles son el mejor ejemplo. En esos tres partidos, completó 84 de 120 (70%) para 1007 yardas con 6 touchdowns y tres intercepciones.

    Más importante aún: Tres triunfos.

    Cerveza gratis por un año en caso de lograr un gol de campo

    Cerveza gratis por un año en caso de lograr un gol de campo


    Cody Parkey se convirtió en el villano del duelo entre Bears y Eagles para los aficionados de Chicago. Con 10 segundos en el marcador, el kicker erró un intento de gol de campo de 43 yardas que representaría la eliminación de Philadelphia. El golpe...

    Cody Parkey se convirtió en el villano del duelo entre Bears y Eagles para los aficionados de Chicago. Con 10 segundos en el marcador, el kicker erró un intento de gol de campo de 43 yardas que representaría la eliminación de Philadelphia.

    El golpe dejó a toda la ciudad del estado de Illinois en shock. Aunque la tragedia no fue desaprovechada por la cervecería Goose Island Beer, que este lunes lanzó un reto para todos los amantes de su bebida.

    A través de su cuenta de Twitter, la compañía anunció que todos los interesados pueden asistir a las instalaciones de la empresa pues construirán una end zone. En caso de que quieran conseguir como recompensa un año de cerveza gratuita deberán convertir un gol de campo. Lo interesante del desafío es que la patada debe tener una distancia de 43 yardas, la misma que el field goald fallado por Parkey.

    Esta no es la primera ocasión que una empresa cervecera busca involucrar a los aficionados al football. Al inicio de la temporada, Bud Light prometió regalar cerveza para todos los asistentes al FirstEnergy Stadium cuando los Browns consiguieran su primera victoria de la temporada, hazaña lograda en la semana 3 ante los Jets.

    Quarterbacks pagaron caro su inexperiencia en los playoffs

    Quarterbacks pagaron caro su inexperiencia en los playoffs


    No hay un precio que se le pueda poner a la experiencia y solo hay una forma de conseguirla: Mediante el fracaso. Es una lección que aprendieron de la manera más amarga tres de los cuatro quarterbacks que el pasado fin de semana mojaron por primera vez...

    No hay un precio que se le pueda poner a la experiencia y solo hay una forma de conseguirla: Mediante el fracaso.

    Es una lección que aprendieron de la manera más amarga tres de los cuatro quarterbacks que el pasado fin de semana mojaron por primera vez los pies en las aguas de los playoffs. ¿La excepción? Patrick Mahomes, quien aún no tiene participación.

    Deshaun Watson, Lamar Jackson y Mitchell Trubisky encabezaron increíbles transformaciones para llevar a sus equipos a la postemporada después de prolongadas ausencias. Ninguno de ellos, sin embargo, fue capaz de escribir otro capítulo en su historia de “Cenicienta” a pesar de contar con varios elementos a su favor.

    Los tres tuvieron la importante ventaja de jugar en casa y de salir como favoritos en Las Vegas. A fin de cuentas dos de ellos, Watson y Jackson, enfrentaban a equipos a los que ya habían vencido en el transcurso del calendario regular y un tercero, Trubisky ganó sus últimos ocho inicios de temporada. Nada de eso importó.

    Más importante aún, los tres contaban con el respaldo de tener a tres de las cuatro mejores defensivas de la liga. Los playoffs han sido considerados, históricamente, una época en la que las defensas importan más de lo habitual. Y siendo sinceros, las tres hicieron el trabajo... relativamente.

    Sin embargo, la NFL es desde hace tiempo y será por mucho más, una “liga de quarterbacks” y en ese sentido, los tres debutantes quedaron a deber. Texans, Ravens y Bears se combinaron para 39 puntos. Watson, Jackson y Trubisky completaron, en total 69 de 121 intentos (57%) para 732 yardas (244 yardas en promedio) con cuatro touchdowns, dos intercepciones y fueron capturados en 12 ocasiones.

    Una lección bañada en sangre.

    Los tres tuvieron ratings por debajo de su promedio de la temporada, ningún declive más grande que los 69.7 puntos de Watson en comparación con los 103.1 con los que finalizó el calendario regular. Las 194 yardas de Jackson fueron la segunda mayor cantidad en su carrera, pero 150 de ellas vinieron en las últimas dos series ofensivas en las que intentó con uñas y dientes sacar infructuosamente a los Ravens de las garras del fracaso.

    Además de unas vacaciones anticipadas, los tres tienen en común su capacidad para utilizar las piernas ─unos con más frecuencia con otros─ y la juventud. Jackson se convirtió en el quarterback más joven de la historia en abrir un juego de playoffs un día antes de cumplir los 22 años, Trubisky tiene 24 y Watson tiene 23, así que, considerando el nivel de talento a su alrededor, es muy posible que tengan más viajes a la postemporada en el futuro.

    Mientras tanto, solo les queda esperar a que Mahomes saque la cara a su nombre el próximo fin de semana.

    Trevor Lawrence, a sesenta minutos de la historia

    Trevor Lawrence, a sesenta minutos de la historia


    Jamelle Holieway es una leyenda para Oklahoma. En 1985 lideró a los Sooners al campeonato nacional de la NCAA; la peculiaridad del caso: es el único pasador de la historia en consagrarse campeón en su temporada de novato. Y ahora Trevor Lawrence está...

    Jamelle Holieway es una leyenda para Oklahoma. En 1985 lideró a los Sooners al campeonato nacional de la NCAA; la peculiaridad del caso: es el único pasador de la historia en consagrarse campeón en su temporada de novato.

    Y ahora Trevor Lawrence está a las puertas de repetir la hazaña. Aunque conseguirlo será empresa bastante complicada, ya que el joven pasador deberá superar a los Alabama Crimson Tide de Tua Tagovailoa en el Juego de Campeonato de la NCAA.

    Los inicios de Trevor

    Hay personas que nacieron para hacer algo en específico. Tal parece que lo que mejor sabe hacer Trevor Lawrence es jugar football. Lawrence nació y creció en Cattersville, Georgia, un pequeño poblado ubicado a aproximadamente 45 minutos de Atlanta.

    Cuando se encontraba en octavo grado, un año antes de ingresar a high school, Trevor tuvo la oportunidad de reunirse con Joey King, head coach del equipo de football de la Cattersville High School. Después de varias prácticas con la escuadra, King se convenció de algo: necesitaba a Trevor Lawrence como pasador.

    Cuatro años después, con un bicampeonato a nivel estatal, una marca de 41 victorias consecutivas, más de 13,000 yardas lanzadas durante ese lapso y la obtención de dos récords anteriormente ostentados por Deshaun Watson, Trevor Lawrence firmó con los Clemson Tigers el 20 de diciembre de 2017 para unirse al programa de la universidad de Carolina del Sur.

    El freshman sensación

    Durante el scouting que todas las universidades realizan a lo largo y ancho del país por encontrar a los mejores prospectos a nivel de preparatoria Trevor Lawrence destacó. De hecho, el jugador de 1.98 metros y 97 kilogramos fue el jugador mejor rankeado en toda la nación.

    El buen sabor de boca que dejó Lawrence se tradujo en convertirse en el titular de Clemson en su primer año con la institución. Esta acción fue respondida por Trevor con una campaña invicta donde lanzó para 2,933 yardas, 27 anotaciones y cuatro entregas de balón, con un promedio 8.04 yardas por intento.

    El gran desempeño de Trevor Lawrence en los controles de los Tigers los puso en el Juego de Campeonato de la NCAA dos años después de su última experiencia en esa instancia, cuando Deshaun Watson se impuso a Alabama, quien también es rival de Clemson esta noche.

    Smith-Schuster reemplazará a Antonio Brown en Pro Bowl

    Smith-Schuster reemplazará a Antonio Brown en Pro Bowl


    Juju Smith-Schuster, quien fuera el mejor wide receiver de los Pittsburgh Steelers en la temporada es quien reemplazará en el Pro Bowl a su compañero Antonio Brown, dio a conocer el equipo. Brown se perderá el partido del tazón de los profesionales...

    Juju Smith-Schuster, quien fuera el mejor wide receiver de los Pittsburgh Steelers en la temporada es quien reemplazará en el Pro Bowl a su compañero Antonio Brown, dio a conocer el equipo.

    Brown se perderá el partido del tazón de los profesionales por una lesión que lo ha aquejado en las últimas semanas de la rodilla, y por esa razón se optó porque su compañero de equipo fuera quien lo sustituyera.

    Smith-Schuster ha sido ligeramente salpicado por toda la serie de declaraciones que se han suscitado en los Pittsburgh Steelers por el hecho de que Antonio Brown no estuvo presente con el equipo en los últimos días de la temporada regular.

    El wide receiver de los Pittsburgh Steelers tuvo una temporada de 111 recepciones y 1426 yardas.

     

    Matt LaFleur, nuevo coach de los Green Bay Packers

    Matt LaFleur, nuevo coach de los Green Bay Packers


    El ex coach ofensivo de los Tennessee Titans, Matt LaFleur, será el nuevo coach en jefe de los Green Bay Packers, dio a conocer un reporte de Ian Rapoport de la NFL. LaFleur fue el elegido de una serie de entrevistas que realizó la organización de los...

    El ex coach ofensivo de los Tennessee Titans, Matt LaFleur, será el nuevo coach en jefe de los Green Bay Packers, dio a conocer un reporte de Ian Rapoport de la NFL.

    LaFleur fue el elegido de una serie de entrevistas que realizó la organización de los Packers, quienes habían contemplado como opciones a coaches como Jim Caldwell.

    Matt LaFleur vivirá su primera experiencia como entrenador de la NFL y sucederá al interino Joe Philbin, quien estuvo al frente del equipo tras la salida del coach Mike McCarthy.

    LaFleur ya tiene experiencia como coach asistente en la NFL, ha militado en seis escuadras como coach ofensivo o entrenador de quarterbacks.

    Su camino en la NFL comenzó en el 2008 con los Houston Texans como coach ofensivo. De 2010 a 2013 fue coach de quarterbacks en los Washington Redskins.

    En 2015 llegó a los Atlanta Falcons para ser coach de quarterbacks, y en 2017 arribó a Los Ángeles Rams para ser el coordinador ofensivo del equipo, mismo puesto que ocupó en 2018 con los Tennessee Titans.

     

    Las joyas de la final entre Clemson y Alabama

    Las joyas de la final entre Clemson y Alabama


    Este lunes se define el campeón nacional de football a nivel colegial y hay jugadores que pueden marcar la diferencia para ambas...

    Este lunes se define el campeón nacional de football a nivel colegial y hay jugadores que pueden marcar la diferencia para ambas organizaciones.
    La maldición de Cody Parkey fue la bendición de los Eagles

    La maldición de Cody Parkey fue la bendición de los Eagles


    Los Philadelphia Eagles, actuales campeones de la NFL, no han tenido una temporada sencilla. Mediada la temporada tenían un récord de solo cuatro victorias y seis derrotas y prácticamente estaban descartados para clasificarse para los playoffs. Se...

    Los Philadelphia Eagles, actuales campeones de la NFL, no han tenido una temporada sencilla. Mediada la temporada tenían un récord de solo cuatro victorias y seis derrotas y prácticamente estaban descartados para clasificarse para los playoffs. Se quedaron sin corredores por una epidemia de lesiones que luego se extendió a la secundaria, donde no solo se lesionaron todos los teóricos titulares, sino también los suplentes. Un desastre.

    Sin embargo, en el último mes comenzaron una resurrección sorprendente, y también de la mano de su jugador fetiche el año pasado, Nick Foles, el quarterback teóricamente suplente, que acabó siendo el MVP de la última Super Bowl. Este año, Foles recuperó la titularidad a última hora por la lesión de Wentz y desde entonces el equipo ha recuperado el alma, la intensidad y logró clasificarse in extremis en la última jornada después de que se fueran dando todos los resultados que más les convenían.

    En la primera jornada de playoffs llegaban como víctimas a Chicago contra unos Bears que han sido la gran revelación de la temporada en el partido más desequilibrado a priori de la repesca. Pero nada sucedió como se esperaba en el guion. El choque se convirtió en una batalla campal en el que ambas defensas controlaban el partido y ganar una yarda costaba sangre.

    Vuelve el espíritu de los campeones

    Por fin, a falta de nueve minutos los Bears anotaban un touchdown que les ponía por delante 15-10, una diferencia pequeña pero que parecía suficiente visto el desarrollo del partido. Pero en una última serie ofensiva increíble los Eagles volvieron a parecerse al equipo campeón de hace un año y consiguieron anotar in extremis un touchdown que les adelantó 15-16.

    Los Bears tenían 48 segundos para atravesarse el campo y sumar los tres puntos del field goal de la victoria. Consiguieron lo primero, que parecía lo más difícil, pero fallaron de forma inexplicable en lo segundo. Era una patada más que asequible de 43 yardas, Cody Parkey, su kicker, ya había anotado tres durante el partido, de 36, 29 y 34, y en un primer intento anulado por un tiempo muerto de los Eagles metió la pelota entre palos por todo el centro. En el momento de la verdad, cuando todo el universo de la NFL contenía el aliento, le pudo la presión, y quizá ayudo un dedo milagroso de un defensa que parece rozar levemente el balón, que se desvió hacia la izquierda, se estrelló en un palo y luego rebotó en el travesaño que le escupió hacia fuera cuando durante un instante parecía que el rebote podría ir para adentro.

    Hace un año los Eagles ganaron la Super Bowl contra todo pronóstico. Este año nadie contaba con ellos, pero los Saints, sus rivales en la ronda divisional, ya saben que tienen en contra no solo a los campeones, también la suerte que parece acompañarles en enero.

    Cody Parkey empezó jugando en los Eagles

    El kicker de los Bears probablemente pierda su trabajo en las próximas horas, como ya lo perdió en 2017 en Miami, en 2016 en Cleveland y en 2015 en los Eagles, el equipo que le hizo debutar en la NFL en 2014, cuando tuvo una temporada de rookie impresionante en la que fue elegido para el partido de las estrellas después de anotar 150 puntos con un 88,9 de aciertos, el récord histórico de un kicker rookie en la NFL.

    Desde ese éxito no ha levantado cabeza. Primero fue una lesión en la ingle que le hizo perder su trabajo en los Eagles, precisamente el equipo ahora beneficiado por su error. Parecía que este año en los Bears podía ser el de su vuelta a la élite, pero posiblemente se convierta en el del final de su carrera. Solo ha anotado 30 de 23 field goals, el 76,7 de los intentados, y parece tener una maldición con los palos. Ante Detroit en la semana 10 estrelló cuatro patadas en los postes, una cifra que merece entrar en los libros de los récords, y volvió a hacer temblar el palo en la última semana ante los Vikings. Seguro que si golpear los palos tuviera premio Parkey tendría por delante un futuro mucho menos negro.

    Chargers y Bears entre lo mejor y lo peor de la semana

    Chargers y Bears entre lo mejor y lo peor de la semana


    Desde que Lamar Jackson asumió la titularidad como quarterback de los Ravens, Baltimore lució como una aplanadora terrestre y parecía haber encontrado la fórmula perfecta para trascender. No ante los Chargers. Baltimore ganó seis de los últimos...

    Desde que Lamar Jackson asumió la titularidad como quarterback de los Ravens, Baltimore lució como una aplanadora terrestre y parecía haber encontrado la fórmula perfecta para trascender.

    No ante los Chargers.

    Baltimore ganó seis de los últimos siete juegos de la temporada regular con Jackson en los controles apelando a destacar la versatilidad de su nuevo quarterback. Arrancaron varias páginas de los libros de jugadas del football colegial y transformaron a los Cuervos en un equipo cuyo ataque operaba impunemente casi exclusivamente con optativas.

    Si algo no está descompuesto, no se arregla. Y la fórmula de Baltimore parecía funcionar, como lo demuestran las 229 yardas terrestres que promediaron durante la temporada regular.

    Para que los Chargers tuvieran una oportunidad, tenían que hacer algo drástico, encontrar la manera de frenar a Jackson y descifrar su juego. Eso fue lo que hicieron el domingo.

    El coordinador defensivo Gus Bradley tuvo que salirse de lo convencional para contrarrestar a un ataque fuera de lo convencional ─al menos para los estándares de la NFL. Lo consiguió. ¿Su fórmula? Recargar la defensa con jugadores del perímetro.

    De acuerdo con Adam Schefter, Los Ángeles utilizó siete jugadores de perímetro en 58 de las 59 jugadas defensivas del domingo para mantener en jaque a Jackson y los Ravens. Tiene lógica.

    Para empezar, había un safety designado exclusivamente como espejo de Jackson, no un linebacker, un safety. Alguien que pudiera emprender la persecución del explosivo quarterback con una posibilidad real de alcanzarlo.

    Lo segundo y más allá del personal en el campo, los Chargers hicieron una labor espectacular de presionar con solo cuatro jugadores y un trabajo aún más destacado de mantenerse disciplinados y pacientes para no morder el anzuelo con los engaños y optativas en el backfield.

    ¿El resultado? Jackson terminó la primera mitad con rating de 0, tres pases completos y tres primeros y diez, y en el partido en general las 90 yardas por tierra de Baltimore estuvieron muy por debajo de su promedio de los últimos siete partidos.

    Al pensar fuera de la caja, Bradley no solo le dio a los Chargers una oportunidad de ganar este encuentro, sino que reacomodó todas las piezas en el ajedrez de la liga al enfrentar a ofensivas con este tipo de esquemas. Les dio el beso de la muerte.

    La NFL es una liga “copiona” en donde el resto de los equipos están siempre listos para robarse lo que funciona y lo que no del resto. Tengan por seguro que no será la última vez que Baltimore vea a siete Defensive Backs en el campo.

    Lo peor de la semana

    Cuando Nick Foles (¿quién más?) montó una serie ofensiva de 12 jugadas y 60 yardas para poner a los Eagles en ventaja a 56 segundos del final ante la mejor defensiva de la liga, los Bears parecían fulminados.

    Cody Parkey solo les dio el tiro de gracia. De la manera más cruel, por supuesto.

    Después de un excelente regreso de kickoff y dos pases completos, Chicago se colocó en una buena posición para ganar el partido. No magnífica, pero buena. Parkey ingresó al campo para patear un gol de campo de 43 yardas que incluía un boleto a la ronda divisional.

    Para maldita sea la suerte de Parkey, su intento no pegó en el poste en una ocasión, sino dos, para romper miles de corazones en un segundo y mantener vivo el mito de Foles y los campeones Eagles.

    Lo de Parkey, por otro lado, debería ser un tipo de récord. En la temporada golpeó el poste en seis ocasiones y en total falló 11 patadas. Sinceramente no sé si sea falta o exceso de puntería.

    Lo que sí sé es que los Bears perdieron su cuarto juego del año decidido por tres puntos o menos, y el segundo de ellos en el que Parkey falló un intento de gol de campo.